Archivo diario: 9 junio 2006

Aquella muerte de Atahualpa

-“La Muerte de Atahualpa”

“La muerte de Atahualpa”, cuyo autor, Bernardo Roca Rey, acaba de morir, fue uno de los más bellos y espectaculares montaje del teatro peruano. Y tanto, que probablemente superó a la obra misma (que ha pasado discretamente al olvido).
Poca justicia ha hecho “El Comercio” a su autor, Bernardo Roca Rey, que estuvo casado con ese torbellino con faldas que era “Viruca” Miró Quesada. La pareja era realmente desigual. Amable, fino, casi delicado, Bernardo pronunciaba las palabras justas y con cuidado y vestía como se espera de todo un diplomático aunque a veces, en las noches, más parecía un poeta parisino arrebujado en una gruesa chalina.
“Viruca”, en cambio, era una verdadera agitadora que bailaba, cantaba , coqueteaba, rajaba y reía de todo. No eran el uno para el otro y pronto se divorciaron.
En la Asociación de Artistas Aficionados de los años 50 brillaba su hermano Ricardo, que había elegido la exótica ingeniería civil para el sustento y la dirección teatral para el alma.
Ya Bernardo había revelado su talento de dramaturgo y hasta de cineasta con el film “La Lunareja” y ganado un Premio Nacional de Teatro con el drama “Loys”.

Sigue leyendo