-Cómo rectificar una caricatura, o -La furia de la señoraJuárez

¿Cómo se rectifica una caricatura?

La mujer que está en la parte inferior de la caricatura de Alonso Núñez.. ¿es la señora Patricia Juárez? Y la dama, ¿está recibiendo dinero… o entregándolo? Y… ¿a quién, y por qué?
El problema es que doña Patricia -personaje importante en el proceso fracasado de la Revocatoria- creyó reconocerse en la mujer aquélla y exigió “la rectificación correspondiente” en furiosa carta enviada a El Comercio hace unos días y haciendo referencia al dibujo de Núñez publicado el 17 de marzo.

Caricatura de los "Revocadores" por Alonso Núñez" en El Comercio del 17 de marzo.

Caricatura de los “Revocadores” por Alonso Núñez” en El Comercio del 17 de marzo.


El tema es muy interesante y debe haber provocado más de una discusión o reflexión entre los artistas de la pluma que se especializan en tomar el pelo, generalmente con crueldad, a los personajes de la actualidad.
Los políticos que están en el candelero se aguantan, saben que son las reglas del juego, que hay que contar hasta diez. Y los artistas -a quien la sociedad concede patente de corso sin problemas- flagelan sin piedad a sus víctimas.
Alonso Núñez, Mario Molina y Javier Prado hicieron una exposición de sus trabajos en mayo del 2010 y la muestra se llamó “No vale picarse”. Y la verdad es que es muy raro que un caricaturizado reaccione como la señora Juárez que en su carta dice, por ejemplo que “ la malhadada caricatura me presenta como una mercenaria, condición que rechazo manera categórica”.
Núñez le contestó explicándole que una caricatura es “una opinión sin palabras, con imágenes, símbolos, alegorías, gestos, metáforas, con licencias que solo en el lenguaje artístico se pueden dar” y de yapa le dijo más adelante “En mi dibujo no la he querido calificar de ‘mercenaria’ pero usted lo ha interpretado así”.
Como todo un caballero arequipeño y con finísima ironía le pidió disculpas “ante el hecho concreto que se sienta agraviada”.
Y como verán en la reproducción que acompaña a esta nota, algunos personajes que creemos reconocer también deberían pedir “rectificación” a Núñez, como por ejemplo Alan García, Ljuis Castañeda, etc. y etc.
Para lo que ha servido la protesta de la señora Juárez es para renovar la discusión de los presuntos agravios mediante las caricaturas de corte político. Y si dichos trabajos están incursos en los códigos civiles o penales relativos a la imagen.
El problema es que una rectificación cabal consistiría en repetir el dibujo pero retirando a la presunta señora Juárez, o mejor, borrando a la dama que la señora Juárez afirma que es ella. O también Núñez podría colocar una circulito al lado de la doña diciendo “esta no es la señora Juárez…”. Uf.
Un famoso político decía que para hacer política en serio debía aprenderse en primer lugar a “tragar sapos”. Y si la señora Juárez no es capaz de tragarse ese sapito… mejor que se regrese a su bufete acompañando a su marido revocado.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s