Minientrada

La noche del jueves 15 de octubre de 1968 los teletipos del segundo piso del local de “Expreso” y “Extra” hicieron vibrar sus campanillas de alerta con tanta insistencia que los redactores colmaron el cubículo de Internacionales para leer el clásico “Flash” que auguraba una noticia importante.

-¡La viuda Kennedy se casa con el millonario Onassis!- gritó alguien en la redacción. ¿Y María Callas? -dijo otro… Y así, entre risas, comentarios, búsqueda de biografías de ambos personajes, decidimos que la nota abriría la edición de “Extra” que yo editaba bajo la dirección de Guillermo, Cuatacho, Cortez Núñez.

La verdad es que nos caía a pelo. Pasábamos días difíciles, de desconcierto, porque hacía poco que los militares habían depuesto al Presidente y desataban una persecución rocambolesca sobre el dueño de los diarios, Manuel Ulloa.

Cortez Núñez había sido claro: -No se metan en la política. “Expreso” hace la batalla, nosotros les enviamos los editoriales… hagan noticia de otras cosas…

Jackie Kennedy era por entonces la mujer más perseguida por los mejores paparazzis del mundo, iluminaba las mejores portadas de las grandes revistas y alguien había revelado que coqueteaba con un apuesto millonario. Habían pasado cinco años del asesinato de su esposo, el presidente John Kennedy, en Dallas.

Aristóteles Onassis, griego, hipermillonario, mujeriego, amante de la célebre diva del bel canto María Callas, mediático, distaba mucho del galán que todos imaginaban conquistaría el corazón de la bella Jackie.

Pero sucedió: un costoso diamante y virtudes que no conocemos ni queremos imaginar hicieron que la viuda más famosa de la época cayera en los brazos del magnate.

Entonces, reunidos en el tercer piso del edificio del jirón Ica, charlamos, reímos, imaginamos, criticamos, leímos los despachos y encargamos a un redactor que busque opiniones.

Francamente no sé si la nota que nos entregó era fidedigna, pero era divertida y no haría daño a nadie. Y así fue como EXTRA abrió páginas con el titular que nos hizo llegar casi a los 200 mil ejemplares.

Este el texto que acompaña al título:

“¡Jackie está loca; es un viejo, gordo y feo!”

Esta fue la opinión unánime de las limeñas que fueron consultadas por EXTRA en rápida encuesta realizada anoche en la avenida Tacna.

¡Frente a la plazuela Las Nazarenas, una bella jovencita con mini-falda, aseveró “debe ser por la plata… porque lo que es por la pinta, ni hablar!”

Una señora entrada en años: “Ha sido un amor secreto, pero… ¿qué dirán los hijitos de Jacqueline? No estoy de acuerdo, es un viejo feo.

Una señora de hábito: “No lo imaginé jamás; esto despinta a Jackie y la convierte en frívola. Será blanco de muchas críticas, tiene que haberlo meditado mucho, porque los periodistas se le van a echar encima…”.

Una señora que vendía anticuchos en el jirón Chancay dijo: “¿Quién es esa Jacqueline? ¿Quién es Onassis?

Por otro lado, una clienta dijo a EXTRA: “¡Estoy con Jacqueline, eso es amor, luchar contra el mundo, como en las telenovelas…”!

Por último, una señora de aspecto grave, afirmó: “El mundo está de cabeza… como se le ocurre semejante cosa a la señora Kennedy… ¡qué horror!”

Anuncios
Minientrada
“El Comercio” los llamó “exaltados”, los otros diarios “niños bien”.

En estos días de fines de julio, inicios de agosto, decenas de parientes hacían cola en el Cuartel El Potao para dejar comida a los detenidos por participar en los disturbios de Miraflores. Los menores de 18 y las señoritas salieron pronto; los demás estuvieron allí casi al mes. Ya contaremos la historia completa en mi próximo libro.

Minientrada
En la madrugada de un día como hoy, 27 de Julio, fuerzas policiales ingresaron a los locales de los diarios El Comercio, La Prensa, Ultima Hora,Correo, Ojo, para entregarlos a la nueva dirección y administración. Llegan los nuevos directores y editores a tiempo para cambiar las primeras páginas y anunciar que el periodismo diario ha cambiado.
En “El Comercio” Héctor Cornejo Chávez, en “La Prensa” Walter Peñaloza, en “La Crónica” Guillermo Thorndike, en “Correo” Hugo Neira, en “Expreso” Alberto Ruiz Eldredge, en “Ojo” Augusto Rázuri.











Minientrada
Un mes después, todos esperaban el “Plan Secreto”, pero…

El “Plan” ya no era tan secreto al acercarse el día en que el presidente Velasco leería su Mensaje a la Nación y anunciaría, según había afirmado un mes antes que se acercaban “soluciones”.

Al día siguiente de aquel anuncio los diarios desataron una verdadera batalla campal de editoriales, columnas, notas, entrevistas, pidiendo unos a voces la intervención, otros rechazándola. Los matutinos Expreso, La Nueva Crónica, el semanario Unidad reclamaban la reforma de los medios tal como había sucedido en otros sectores. La Prensa, consecuente con su acendrada oposición clamaba por luchar contra el comunismo que pedía estatizar el periodismo (“Los rojos quieren silencio”). El Comercio encaraba el tema desde el punto de vista de la libertad de expresión (“Prensa libre o prensa regimentada”.

Fueron un centenar de textos dedicados al tema, que durante un mes inundaron las páginas principales pero ya al acercarse el feriado surgieron adelantos, primicias. La revista Vistazo informó sobre la comisión especial que estaba examinando la “solución” y hasta adelantó los nombres de los que serían los nuevos directores. El entonces influyente semanario Oiga pidió “no recortar la libertad de expresión sino ampliarla”.

Al final, La Prensa editorializó en primera página: “Despertar cada mañana y no poder escoger lo que uno quiere leer. Querer escuchar opiniones diversas, distintas, libres y hasta contrapuestas y encontrarse a la fuerza frente a cinco Crónicas…”.

Mañana: La policía toma los diarios

Minientrada

Es verdad que en su conferencia de prensa del 27 de junio el General Velasco prometió que los diarios no serían “estatizados”, pero también es verdad que toooodo el mundo sabía que semanas antes del anuncio se había formado una comisión especial para examinar el tema de qué hacer con la prensa diaria.

Primero la integraban solo militares, Richter Prada, Sala Orozco, Tantaleán Vanini, Segura, Jimenez de Lucio, pero luego llamaron a los civiles Cornejo Chávez, Ismael Frías, Zimmermann, Ruiz Eldredge, Glave Valdivia…

Fueron ellos quienes redactaron un proyecto llamado “Criterios Básicos para establecer un régimen de órganos de prensa” que entre sus muchas recomendaciones decía “la prensa no será estatizada” pero más adelante decía que los diarios deberían ser “canales de expresión revolucionaria”.

Ya les seguiré contando porque ya se acerca el 45 aniversario de la intervención militar.

El General Velasco cumplió su promesa.
Minientrada

El anuncio del General Velasco de que el próximo 28 de Julio se daría a conocer el plan secreto de la Revolución provocó inquietudes y expectativas. En una conferencia de prensa que duró más de tres horas conversó con periodistas de todos los temas que le plantearon. Y hubo dos que llamaron la atención: la probabilidad de una Reforma de Vivienda y una “solución integral” al tema de los medios de comunicación.

Minientrada

El 27 de Junio de 1974 el Presidente Velasco Alvarado encendió las alarmas de las empresas periodísticas al anunciar que habría “solución integral para los medios de comunicación”, lo que muchos, la mayoría, leyó como futura intervención. Se equivocaron… a medias porque el Gobierno propuso una solución ciertamente novedosa. La examinaremos en las próximas crónicas conmemorando los 45 años de la “Solución Integral”.