Drama en “El Comercio”

Pobre Lector/de los Jueves
———
“Cuando los leones tengan sus propios
historiadores, los cuentos de cacerías
serán diferentes…”
Proverbio ¿africano?

El Comercio, qué tal historia…

“Los Miró Quesada han perdido el control del diario El Comercio” anunció sin disimular satisfacción César Hildebrandt hace un par de noches, agregando que los García Miró pasaban a comandar la empresa aunque advirtió que “el cambio de director no se hará efectivo hasta setiembre, fecha en que cesará Alejandro Miró Quesada como directivo de la Sociedad Interamericana de Prensa”.
Como esto no ha sido desmentido, todo indica entonces que ese complicado ajedrez de acciones acompañado quizá de presiones, acomodos, conveniencias, enconos, ventajas y sobre todo disputas económicas que hace ya años que se juega en esa familia ha terminado (por esta vez) con la derrota de la línea AlejandristaMQ que controlaba el periódico desde que el enérgico don Luis tomó las riendas.
Qué tal historia que tiene ese periódico, un verdadero drama que todavía aguarda al cronista que la cuente. Me atrevo a adelantarles que cuando se despliegue ante los ojos del lector, las grandes novelas de suspenso parecerán cuentos de niños…

Por muchos años, los únicos que propusieron la historia de los MQ fueron ellos mismos. Los otros que la rasguñaron fueron rápidamente desautorizados porque escribían desde el encono político (apristas, comunistas) o el desquite laboral (despedidos rencorosos).
Así, la primera historia global del periodismo peruano fue producto de un concurso convocado por El Comercio que fue ganado por Carlos Miró Quesada Laos. Y así sucesivamente fueron publicando biografías y episodios, ocultando, reinventando y enalteciendo hasta lograr presentar a sus antiguos propietarios y directores como personajes dignos de ser canonizados.
Pero ya han salido a flote versiones distintas de las actividades del presunto patriarca fundador, el chileno Amunátegui, acusado de despojar a la familia de su exsocio Villota de su legítima herencia. También los Carranza se han quejado del supuesto trato injusto que recibieron del igualmente patriarca José Antonio MQ cuando Luis Carranza murió súbitamente y aquel pasó a ser dueño único.La siguiente batalla fue ya entre los MQ mismos, cuando el heredero natural José Antonio Miró Quesada de la Guerra fue asesinado junto con su esposa y el hijo mayor, Carlos, creyó que la dirección era para él. Pero Luis, que estaba en Suiza, llegó a Lima y logró unir voluntades familiares a su favor y los MQ Laos quedaron al margen.Muchos años después, una rama poco conocida, los García Miró, hijos de Pedro García Irigoyen y Josefa MQ (hermana de Luis), decidieron disputar el control del periódico a los “alejandristas”. Perdieron y contaron cosas tremendas de los otros en amplias columnas en el diario “Liberación”, por entonces de Hildebrandt. Allí salieron a relucir graves acusaciones de maniobras, desvalijamientos y abusos.
También perdieron la batalla por el poder los “racsistas”, los descendientes de Oscar MQ, el científico pero fueron más prácticos y aceptaron el empleo simple.
Luis García Miró, el acusador principal, ha llevado su pasión reivindicativa al extremo de comprar los agonizantes diarios Expreso y Extra y usarlos como ariete contra los “alejandristas” que hoy, efectivamente, parecen vencidos.
Mucha gente observa con atención esta confrontación familiar porque los diarios que maneja la Corporación (El Comercio, Trome, Perú21) constituyen una fuerza editorial y movilizadora de opinión pública nada despreciable y más todavía ahora que ya se otea el horizonte de las próximas elecciones presidenciales.
Más preocupados están los trabajadores, incluyendo periodistas, que temen que se repita aquel tsunami anual que barre con porcentajes significativos de la planilla con escuetos mensajes de “pase a la caja a cobrar sus beneficios”.
Y ahora… ¿Quién será el próximo Director? ¿Despedirán a los principales cuadros periodísticos? ¿Cambiarán de línea editorial? ¿Enviarán a Alejo MQ a su casa? ¿Habrá reacción de los vencidos?
No se pierda esta escalofriante historia de verdadero suspenso político-económico-editorial que agita a nuestro primer periódico nacional….
Derechos Reservados. Cucu Press Features Syndicate

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s