Una lección de dignidad

Pobre Lector/de los Jueves

La envidiable dignidad de “O Velho Capitao”

Cuentan que el viejo Chateaubriand, a quien sus redactores llamaban sencillamente “Cható”, arrojó el ejemplar de “Life” sobre la mesa y llamó a gritos a su jefe de redacción:
-¡Pronto, a Nueva York, el mejor equipo de fotógrafos, redactores… qué se han creído esos gringos!! La furia del gran editor brasileño en aquellos días de agosto de 1961 era plenamente justificada. La revista “Life” había publicado en su edición en español un reportaje de siete páginas sobre las barrios pobres de Rio de Janeiro, las famosas “favelas”, llamándolas: “Símbolo de la miseria en América Latina”. El quincenario yanqui mostraba en magníficas fotos a una capital triste, violenta y mísera, como si fuera la realidad completa del país y de Latinoamérica.
“Cható” envió entonces a Nueva York al gran fotógrafo Henri Ballot, estrella indiscutida del fotoperiodismo latinoamericano de la época. Sus reportajes en O’Cruzeiro primero y en O’Cruzeiro en Español, después, lo colocaban al lado de Cartier Bresson y Capa, por ejemplo.
El quincenario O’Cruzeiro en Español circulaba desde abril de 1957 con un tiraje aproximado de 300 mil ejemplares, haciéndole dura competencia a las revistas norteamericanas y en particular a Life que hasta entonces había reinado en el continente con su magistral fórmula de Texto/Fotos/Diseño.
Los americanos contaban con la batería de fotógrafos más famosa de la historia, como los citados Robert Capa, Henri Cartier Bresson (de la Agencia Mágnum), Margaret Bourke White, Alfred Eisenstein, Norman Parks, etc. Pero los brasileños no se quedaban atrás porque el team era formidable. Jean Manzon, Joao Martins, Indalecio Wanderley y otros de una larga lista. Como los americanos, contaban con las mejores facilidades para realizar su trabajo, lo que podía incluir el alquiler de un avión especial si hacía falta.
Aquel fue probablemente el primer y hasta hoy gran esfuerzo por acercarse a los vecinos rompiendo la barrera del idioma. Y un signo importante de la decisión de acercamiento fue lanzar la revista con Carlos Gardel a toda primera página.
“Cható” escribió en el editorial de lanzamiento: “O’Cruzeiro en Español es un desafío al desierto que nos separa a unos de otros en América Latina. ¿Podemos combatir hoy las consecuencias de ese desierto?”
Henri Ballot fue a Nueva York armado con su Leica y recorrió despaciosamente sus barrios marginales tomando fotos en Harlem, Bowery St. etc develando una visión de la metrópoli ciudad norteamericana que los latinoamericanos no sospechaban. Borrachos tumbados en las calles, peleas callejeras, pandillas, montañas de basura. Pero lo más significativo fue la sección dedicada a familias puertorriqueñas que sobrevivían en barracas (“slums”) de Manhattan.
El reportaje apareció en O’Cruzeiro del 7 de octubre de 1961 y bajo el título de “Miseria: un nuevo récord americano”. Los editores decidieron además copiar exactamente la paginación de Life y dedicaron a Nueva York el mismo espacio que los americanos usaron para las favelas, es decir, siete páginas completas.
La historia de Assís de Chateaubriand y sus periódicos es larga de contar y este no es el momento ni espacio pero valía la pena recordar una gran lección de dignidad que bien podríamos recoger.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s