Archivo mensual: septiembre 2005

Brasil Dos

Brasil!!(II)

Castelos de Sonhos

“Allá abajo hay una historia” pensé cuando aquella mi primera madrugada frente a la playa de Copacabana, justo enfrente de mi hotel, observé que un jovencito reparaba con cuidado un enorme castillo de arena dañado por la intensa lluvia que había azotado Río de Janeiro todo el día anterior.
Y era verdad, porque ese imaginativo castillo era producto del esfuerzo de un antiguo “favelado” que había recibido lecciones de un trotamundos colombiano, y a su vez era centro de reunión y trabajo de varios pobrísimos “meninos da rúa” que encontraban en el “Castelho” una buena fuente de trabajo. Además se había convertido en escuela de cómo hacer castillos en la playa y muchos discípulos sembraban ya medio Brasil de los frutos de aquella verdadera Universidad de la arena.
Sigue leyendo

Anuncios

Brasil!! (Uno)

Brasil!! (I)

Alcanzamos, o mejor, asaltamos una mesa recién desocupada en plena vereda luego de una agotadora cola en el restaurante de “A Kilo” que nos habían asignado. Era fácil: tomar el plato, llenarlo de comida variada, luego pesarlo y pagar con el vale. Pero lo bravo era lograr sitio pues aquello era un verdadero tumulto de profesores, estudiantes, parroquianos que se quejaban, mozos que aullaban órdenes a la cocina y música, mucha música.

Cuando estaba a medio engullir un palmito gigante me percaté de que mi mesaestaba encima de un enorme pentagrama formada por mosaicos blancos y negros.

Corcheas, fusas, llaves de sol, se alineaban en la acera hasta rodear la manzana.

-Mozo ¿estamos en medio de una canción?

-Meu amigo, vocé está sentado en Cidade Maravilhosa de Ary Barroso…
Sigue leyendo

El Colegio de Periodistas

Pobre Lector/de los Jueves

Ay, nuestro Colegio…Zavalita, periodista por encima de todo, nos regaló por intermedio de Mario Vargas Llosa una manera de interrogarnos sobre nuestro pasado. Imitándolo, preguntaré:

-¿Cuándo se jodió nuestro Colegio de Periodistas del Perú?

Tengo varias hipótesis y una certeza como respuesta: el Colegio de Periodistas nació desnaturalizado (debía decir “jodido”) cuando lo ganó el Partido Aprista y luego lo terminó de arruinar (de “joder” sería mejor) cuando lo abandonó porque a Alan García ya no le interesaba.

Esta reflexión de cierto tinte coprolálico surge porque acabamos de asistir al espectáculo lamentable de la institución más importante de los periodistas premiando a Laura Bozzo como Comunicadora; y no sólo eso, sino que peleándose luego entre dirigentes, revelando contratos infames… en fin, un desastre institucional que una vez más nos expone como el gremio más desunido y desorganizado, incapaz de coordinar siquiera una representación única.
Sigue leyendo