Control Room

Pobre Lector/de los Jueves

“Control Room”, indispensable

La interrogante es tan antigua como el periodismo. ¿Pueden, deben involucrarse los medios de prensa y sus reporteros con facciones en conflicto … cuando están en juego nación, religión, ideología? Este problema es el eje de la reflexión que hace el magnífico documental “Control Room” a lo largo de casi una hora y media y que fue estrenado en la TV por Cable hace un par de noches por “HBO”, en nuestro Canal74.
Eligieron la medianoche para el lanzamiento pero seguramente tuvo enorme teleaudiencia latinoamericana debido a la fama que lo precedía por el prestigio ganado desde su estreno mundial en Nueva York, en abril del año pasado.
La historia es simple. Al comprobarse la inminencia del ataque norteamericanoal Irak de Sadam Hussein, la joven cineasta egipcio-norteamericana JehaneNoujaim arregló con la cadena árabe de noticias Al Yazira (o “Al Jazeera”) para realizar un reportaje estilo “cinema verité” de los preparativos para la cobertura y, eventualmente, para mostrar a los periodistas islámicos en acción.
En el otro lado de la historia estaban los periodistas militaresnorteamericanos organizados en el Centro de Comunicaciones (“CentCom”) y las grandes cadenas como Fox, BBC, CNN, etc.

En suma, la guerra que se avecinaba no era exclusiva de tanques y ejércitos.
El periodismo y una de sus peores consecuencias, la propaganda, saldrían a combatir en presencia de una enorme opinión pública mundial a la que había que convencer, por lado norteamericano, de presuntas razones justas para invadirIrak.
(Vale la pena recordar que el llamado “cinema verité” tuvo como uno de susfundadores al norteamericano Samuel Drew, que hizo el documental “Primaries”en el que seguía, cámara al hombro, al entonces candidato John F. Kennedy ensu campaña por el sur. Ni música ni comentarios, sòlo ruido ambiental yparlamentos genuinos. Fue un éxito clamoroso).
Apenas iniciada la invasión, el gobierno norteamericano no tardó en acusar ala cadena árabe de parcial y comprometida debido a la exposición de escenas de la guerra que involucraban a civiles, en particular niños y mujeres, y prisioneros . La intención norteamericana siempre fue que los media debían seguir al pie de la letra sus informaciones y puntos de vista y aquello que se alejara de tal óptica era simple y llanamente el enemigo.
El documental aborda el tema sin retaceos, muestra las discusiones entre periodistas árabes y militares americanos y permite que sea el espectador quien saque sus conclusiones. Pero la pobreza de argumentos norteamericana es tal que “Control Room” termina siendo sublevante y con mejores armas que las efectistas de Michael Moore o de la antigua propaganda soviética.
Personajes de película (como el editor jefe árabe, un ansioso fumador que pesea su presunto cinismo profesional no puede ocultar su definición), periodistas apasionados, militares impacientes y autoritarios desfilan ante la cámara quese mueve con agilidad en el escenario de la noticia de la guerra. En la parte más dramática del film, la cámara árabe logra captar al avión americano que se dirige a su punto de transmisión lanzando cohetes con evidente intención asesina y matando efectivamente a uno de los más destacados reporteros de AlYazira.
En síntesis, “Control Room” es de visión obligatoria para todos aquellos interesados en el periodismo y en el tema del muy difícil manejo de lasopciones personales cuando se desata un conflicto en que, repetimos, colisionan puntos de vista tan divergentes como los occidentales-norteamericanos y los árabe-islámicos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s