Las Cumbres Decepcionantes

Terminaron las Cumbres de la Información

“La Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información no fue utilizada para desarrollar un enfoque innovador de política pública. Fue una confirmación del paradigma existente”.

El reproche lo hizo Sean O’Siochru, dirigente de la campaña CRIS (siglas en inglés de “Derechos de Comunicación en la Sociedad de la Información” al comentar los resultados finales de la gran Cumbre de Túnez que terminó el viernes entre alegrías empresariales y tristezas de los que consideran que la formidable reunión fue un gran éxito… para los vendedores de teléfonos.

Pero pasó de todo en el evento que dividía nítidamente a los casi 17 mil asistentes. Unos, la mayoría, los convocados por la poderosa Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), a los que se unían las empresas de telecomunicaciones; y los otros, los voceros de la sociedad civil que trataban de coordinador la “otra” reunión, la “Cumbre Ciudadana de la Sociedad de la Información”, alternativa y contestataria.

Dijimos en nota anterior que la reunión fue organizada en el peor escenario imaginable, esto es, un país como Túnez presuntamente autoritario en el que las autoridades hicieron lo imposible por trabar las actividades de los insumisos hasta el punto de negar la entrada al secretario general de “Reporteros sin Fronteras” por las continuas protestas de esta entidad por los abusos tunecinos.

Pero los “Reporteros” se vengaron: colocaron en el gran corredor de acceso a la sala del plenario un gran y colorido mapa representando “los agujeros negros de Internet”, entre los que brillaba Túnez, el país anfitrión que tiene varios “ciberdisidentes” presos y que ha sido calificado como “predador de Internet” .

-El reino empresarial

Como muestra del futuro, Nicolás Negroponte llevó el éxito técnico del MIT, la computadora de plástico de 100 dólares que será repartida bajo el lema “Una laptop por niño”. Es una máquina muy ligera que puede funcionar a batería que se carga con vueltas enérgicas a una manivela. El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, fue invitado a probarla y lo hizo con tanto entusiasmo que rompió la manija ante la risa general y el descontento del célebre Negroponte.

Pero fue una anécdota. Más seria fue la presencia de las grandes empresas que se instalaron en un pabellón donde fue posible apreciar lo último en telecomunicaciones, aunque es verdad que no se vendía allí nada, se mostraba nomás. Se afirma y seguramente con razón, que la rutilante exhibición de Microsoft, Nokia, Sun Microsystems, etc., fue más atractiva para los miles de asistentes que los discursos que un poco más allá pronunciaban jefes de Estado y académicos de uno u otro bando.

Pese a que se insistió en que la Cumbre no era una exhibición comercial, lo sustantivo de la muestra fue que los empresarios estuvieron allí, presentes y vigilantes , poniendo además en práctica un nuevo código linguístico para llamar a las cosas de manera de no irritar a los comunicadores. Como por ejemplo, decir que un vendedor de equipos es un “gerente del sector público encargado de asuntos comunitarios”.

-Internet y Brecha Digital

Quizá la batalla central, resuelta antes de comenzar luego de negociaciones , fue la relativa a la “gobernanza” de Internet y con resultados que decepcionaron a la sociedad civil allá representada. No fue posible remover un ápice el férreo control que tiene la ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números), entidad de fachada privada que manejan los Estados Unidos , aunque se colocar el tema en logró que el tema en mesa de discusión y se ha creado un Foro de Gobernanza que todavía no se sabe cómo funcionará. Pero los optimistas creen que por lo menos se logró introducir una cuña en una zona de casi santuario de los Estados Unidos.

Pero no han faltado quienes reprochan que la discusión se haya conducido con más energía hacia Internet cuando los esfuerzos debían dirigirse al tema de la financiación del cierre de la dramática y brecha digital que divide al mundo. La desatención al tema llegó al extremo cuando los países ricos reiteraron su posición de la Cumbre anterior, en Ginebra, de negarse a respaldar el “Fondo de Solidaridad Digital” pues es obvio que las virtudes de la Sociedad de la Información no llegarán jamás a los países pobres si no se cuenta con los recursos necesarios.

-Las Declaraciones finales

Montañas de documentos surgidos de ambas Cumbres abruman a los observadores y hacen difícil adelantar balances, aunque las noticias sobre las actuaciones e interés empresariales hacen presumir que el mercado presidirá las acciones futuras de los países ricos en el tema de la Brecha Digital.

La Cumbre oficial emitirá una Declaración con aquel lenguaje optimista que manejan los burócratas internacionales pero dentro de pocos días la otra Cumbre, la Ciudadana, emitirá la suya y entonces conoceremos mejor de la frustración de quienes insistían en colocar en el centro del debate la frase clave: el derecho a la información.

Un periodista de IPS, una de las pocas agencias que siguió de cerca ambas Cumbres, planteó interrogantes claves: “¿Pero Internet y la telefonía celular ayudarán a más gente a salir de la pobreza que aqueja a miles de millones de personas en tantos países? Y si esto fuera cierto ¿cuál es el mejor modo de afrontar el desafío?”.

Y añadimos: ¿para quién será el dinero que pongan los países ricos, para las gentes o las empresas?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s