Archivo mensual: junio 2006

Aquella muerte de Atahualpa

-“La Muerte de Atahualpa”

“La muerte de Atahualpa”, cuyo autor, Bernardo Roca Rey, acaba de morir, fue uno de los más bellos y espectaculares montaje del teatro peruano. Y tanto, que probablemente superó a la obra misma (que ha pasado discretamente al olvido).
Poca justicia ha hecho “El Comercio” a su autor, Bernardo Roca Rey, que estuvo casado con ese torbellino con faldas que era “Viruca” Miró Quesada. La pareja era realmente desigual. Amable, fino, casi delicado, Bernardo pronunciaba las palabras justas y con cuidado y vestía como se espera de todo un diplomático aunque a veces, en las noches, más parecía un poeta parisino arrebujado en una gruesa chalina.
“Viruca”, en cambio, era una verdadera agitadora que bailaba, cantaba , coqueteaba, rajaba y reía de todo. No eran el uno para el otro y pronto se divorciaron.
En la Asociación de Artistas Aficionados de los años 50 brillaba su hermano Ricardo, que había elegido la exótica ingeniería civil para el sustento y la dirección teatral para el alma.
Ya Bernardo había revelado su talento de dramaturgo y hasta de cineasta con el film “La Lunareja” y ganado un Premio Nacional de Teatro con el drama “Loys”.

Sigue leyendo

Anuncios

El Padre Bolo RIP

-Bolo ¿traicionado?

-La muerte del Padre Bolo

Su familia lo ha traicionado. El Padre Salomón Bolo Hidalgo ha muerto arañando los ochenta y su defunción aparece en el diario “El Comercio”, el último lugar en que, estoy seguro, hubiera querido estar un rabioso luchador social como él.
Aunque pensándolo bien, su afán de notoriedad (de “peliculina” como decimos a veces) era tal que a lo mejor estás feliz de haber llegado por fin a un periódico que le fue esquivo por tantos años.
Salomón Bolo es el probablemente el último de una estirpe de luchadores sociales de los años 60 que en algún momento atravesaron la línea que divide a los radicales extremos de los anecdóticos y se convirtieron casi en personajes de farándula.
No fue así al principio. Era Capellán del Ejército, con el grado de Teniente, cuando abrazó la causa nacionalista ayudando a fundar el “Frente Nacional de Defensa del Petróleo” que encabezaba el general César Pando, otro gran personaje de dramas y anécdotas.
Sigue leyendo