Mes: agosto 2006

El adulterio como arte

“Sargento, lléveme a la casa” gimió el comandante antes de desplomarse sobre su escritorio, en la Comisaría, sujetándose el pecho. Un infarto, sin duda. Pero el sargento no cumplió con la última orden sino que se limitó a preguntarle, con angustia: “¿A cuál de ellas mi comandante, dígame, a cuál? […]

¿Cerrarán El Peruano?

Siempre he pensado que en la histórica y hasta venerable Aula Magna del Partido del Pueblo, aquella donde su líder instruía a sus discípulos (García incluido, entre otros) debió dictarse un seminario especial titulado “Cómo no hacer el ridículo”. El PAP se hubiera ahorrado algunos papelones de diverso tipo que […]