Archivo diario: 15 septiembre 2006

Ciao, carissima Oriana

Flaca, feúcha pero atractiva, pedante, narcisista al extremo de que solo aceptaba carátulas con su imagen y provocadora constante. Así era la máxima diva del periodismo de nuestro tiempo, Oriana Fallaci.
Habrá que añadir algo más a este breve e insuficiente perfil: era la periodista más talentosa a la vez que temida de Europa; y en estos días cientos o quizá miles de periodistas deben estar redactando textos como éste, de recuerdo y de encomio de la brillante italiana que hizo de la entrevista una mezcla de género literario, arma política, radiografía psicológica y elevó el oficio a escenarios personales que habían sido privilegio de la gran literatura.Su libro “El Sexo Inútil”, de 1962, sobre las mujeres en Asia, fue un descubrimiento para los periodistas pero “Los Antipáticos”, de 1964, su primera recopilación de entrevistas, representó una auténtica revolución en nuestro periodismo lejano y casi provinciano.
Hasta entonces, comienzos de los años sesenta, la crónica del “nuevo periodismo” norteamericano no se popularizaba todavía y la entrevista era un sencillo juego de preguntas y respuestas en diálogo que avanzaba bien si el periodista tenía habilidad para improvisar .Esos dos libros iniciales de Oriana Fallaci nos cayeron como una revelación. Y supimos entonces que esa mujer de grandes ojos celeste pálido era una resuelta reportera que peleaba por el primer lugar en los frentes de batalla y que sus entrevistas se publicabanprimero en el Corriere della Sera y luego en cientos de diarios más en todo el mundo.
Sigue leyendo

Anuncios