“Memorias de una pulga”

Algunos suscritores de nuestra agencia han reclamado la poca atención que le ponemos al tema del sexo.
Luego de reflexionar y hacer memoria… llegamos a la conclusión de que hay voces más autorizadas. Como por ejemplo, la señora Vargas del diario “Perú21”, ayer, toma el pelo a los caballeros y les da consejos para que ellas no los engañen:
“Tú te la pasas de lo lindo mientras ella piensa en el recibo de la luz, en ese incómodo rollito que no desaparece nunca, en los problemitas de su mami, en el hijo de Alan, y encima, se rasca una pierna sin el menor disimulo. Tú continúas la faena, convencido de que eres más poderoso que Terminator, que pronto blanqueará los ojos, clavará sus uñas en tu espalda y repetirá tu nombre con loca pasión. Nada de eso pasa”.
Y más adelante agregará “…Que sea capaz de explorarte, y de explorarse (el autotoqueteo es la voz). Que se arriesgue a una pose de acróbata sin pensar en su columna, que mire tu pene con amor…” .
Y no solo en los diarios. Mis amigos comunitarios de “Radialistas y Apasionados” proponen justamente hoy un guión sobre “Zonas Erógenas” y transmiten el siguiente diálogo:
(…)
“-Un masajito le caería muy bien a ella, para relajarla. Después, está la boca, los labios… Hay mil formas de besar… Pruébelas todas…
-Siga bajando, doctora…
-Llegamos a los senos. Hay hombres impacientes que van de frente al pezón, como si fueran niños con hambre. No, pues, ¿qué es eso?

-¿Y qué recomienda usted, doctora?
-Use las palmas de las manos para acariciar, hacer círculos… También con la lengua, suavemente… En el amor nada puede ser apresurado… El amor es como la mayonesa, se puede cortar…”.
No es novedad por supuesto. El doctor Maestre ha popularizado, y comercializado su “Era Tabú” en horarios para menores en RPP la emisora más sintonizada del país, planteando los temas más crudos imaginables aunque, eso sí, con cierta elegancia.
Toda la prensa chicha por su parte tiene columnas de “Consejos” en que lectores absolutamente falsos cuentan problemas y reciben sugestivas respuestas en las que no se distingue ya la grosería de la coprolalia. Y nos imaginamos que algunos recordarán el famoso programa sin límites del buen Badani, en el Canal 5.
Y no les digo de Internet, donde los límites simplemente no existen (En You Tube pueden ver a Pamela Anderson en sesión amorosa extrema…).
En “Polvos Azules” rematan videos pornos a tres por diez soles y nadie los quiere. “Ya sabemos el argumento y el final” escuché decir a unos jóvenes divertidos que merodeaban por ese inmenso recurso documental pornográfico pirata.
Todo esto explicaría porqué en los jirones Amazonas, Quilca, repositorio de libros viejos y otrora prohibidos, nadie quiere ya comprar las escandalosas “Memorias de una Pulga” el texto porno más famoso de la historia, y se acumulan ejemplares que están de remate a precio vil. Incluso menudean versiones del Marqués de Sade y uno que otro título de la serie “La Sonrisa Vertical” española, que seguramente ha quebrado por falta de lectores.
Así que, lectores de Cucú Press, no hace falta introducirnos en esos meandros porque los medios masivos son de sobra suficientes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s