Crónica de la Crónica de Gorriti (Dos)

La eficaz cirugía periodística de Gustavo Gorriti en un soporte del peso de “Caretas”, acompañados por otros periodistas y periódicos, obligaron finalmente a las autoridades policiales y judiciales a perseguir a Carlos Langberg y llevarlo a la cárcel.
Varias historias, decíamos, se entremezclaron aquí, como las extrañas maniobras de la DEA, los generales del entorno de Morales Bermúdez, los jueces y policías involucrados, todo un escenario de corrupción digno de serie de televisión.
Pero es interesante destacar la sabia utilización del periodismo por la facción del Partido Aprista que buscaba socavar la influencia del narcotraficante que había logrado instalarse en la llamada Cúpula partidaria.
“Caretas” publicó el 14 de octubre de 1980 la información de la captura de Jorge Idiáquez en México, en un yate perteneciente al poco conocido comerciante chalaco Carlos Langberg.

El asunto pareció olvidado pero el 1ro. de octubre de 1981, el Diario Marka publicó una nota de media página, sin firma, titulada “¿Nuevo ‘hombre fuerte’ en el APRA?” y con una serie de datos que los entendidos comentaron que solo podía provenir del interior de Alfonso Ugarte. Varios meses antes de la recordada carátula de “Caretas” con Langberg en bividí, del 8 de febrero de 1982.
Allí aparecieron informes detallados sobre Langberg y sus amistades apristas. Se decía, por ejemplo: “El personaje que ha decidido manejar el APRA no es hombre conocido en política. Es más, no tiene trayectoria política. Actualmente goza de la protección de la Brigada Dorada que jefatura Idiáquez. Ellos son los que custodian la residencia de Langberg en La Planicie. Ya tiene un sitial dentro del APRA y consecuentemente en la política nacional”.
La batalla interna debió ser terrible. De un lado Pablo Abril de Vivero, el “Puma” López Silva, Carlos Enrique Melgar, Luis Alva Castro, el Histórico Idiáquez; del otro el trujillano Torres Vallejo y agazapado aguardando, el jovencísimo Alan García Pérez apoyado por Armando Villanueva, etc.
Las dos crónicas sucesivas de Gorriti en “Caretas” desataron el infierno en el APRA y junto con el trabajo de otros periódicos que también siguieron la historia lograron la cárcel del narco pero también el gran cambio en el Apra.
Es interesante destacar, por ejemplo, la tarea de “Marka” que en febrero de 1982 publicó una serie de tres notas tituladas “Langberg: Primero un modesto comerciante; tres años después, poderoso magnate”; “PM era el inicio de un imperio publicitario” y “Las redes de Langberg”.
¿El autor de la serie que puso la puntilla en el caso? El joven y calmoso Salvador García, uno de los mejores redactores del diario y que era primo hermano de Alan García, el gran ganador de la guerra aprista pues fue elegido Secretario General del partido e inició su ascenso cabía el liderazgo total, la candidatura y la posterior Presidencia del país. Salvador había sido el
encargado del caso en el recordado diario de izquierda.
¿Qué será de la vida del simpático Salvador? Me contaron que fue nombrado de algo en la Embajada del Perú en España apenas su primo asumió el poder y que se quedó allá. No me consta, salvo que un día se esfumó de “Marka” y nunca más volvió.
Así pues, si Alan García sabe contabilizar le debe mucho al periodismo, a Gustavo Gorriti y a Salvador García, a “Caretas”, al “Diario Marka”, y a Carlos Langberg mismo por supuesto.
Finalmente: Cualquier periodista hubiera deseado participar en esta historia y redactar la crónica. Ojalá muchos se animen a contar sus historias y que tomen como ejemplo este gran texto de Gorriti.

FIN

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s