Orbegozo, cazador de noticias (Uno)

“Cazador de noticias” es la mejor descripción que se me ocurre de Manuel Jesús Orbegozo, porque cuando partía para iniciar uno de sus largos viajes ya sabíamos que retornaría con la maleta repleta de los trofeos que atesoran los verdaderos periodistas, esto es, entrevistas, crónicas, relatos. Y además no pocas heridas, de las verdaderas y las del alma.
Cuando se ha trajinado en este oficio por más de cincuenta años, imagínense todo lo que hay para contar. Sin embargo no todos los periodistas se sientan a recordar y redactar experiencias de cacería noticiosa que en el caso de Orbegozo pueden resultar un conjunto de relatos apasionantes.
Felizmente el veterano trujillano se sentó a escribir para contar parte de su vida de periodista y no toda porque harían falta muchos tomos. Recuerdo muy bien que un discípulo sanmarquino le preguntó una vez cuántas páginas había escrito.
Y Orbegozo lo pensó bien y contestó:
-“Bueno, una camionada por lo menos…”

Sus dos tomos de memorias periodísticas que tituló “Testigo de su tiempo” y que circulan desde hace unos meses (Fondo de Cultura Económica), contienen parte de la historia de cómo fueron escritas tantas y tantas notas periodísticas en todos los registros posibles. Es el otro relato, la batalla cotidiana por conseguir una entrevista , lograr una primicia, enviar información al diario o, como podemos apreciar, salvar el pellejo en no pocas ocasiones.
Es verdad que los verdaderos profesores deben transmitir su experiencia a sus alumnos, pero hay casos en los que parece imposible. Porque ¿cómo en enseñar, por ejemplo, a perseguir noticias sujetando una sonda que vaciaba la orina en una bolsa, o escribir atenazado por feroces cólicos biliares, o librarse del inminente asalto de jóvenes africanos o delincuentes colombianos, o a brindar con té batido con mantequilla de yak?
Orbegozo ha dado la vuelta al mundo casi tres veces, agotando pasaportes y atesorando recuerdos sencillos como, por ejemplo, los tenedores de todos los vuelos de treinta años y fotos, muchas fotos.
¿Cuándo comenzó realmente la ininterrumpida cacería de Orbegozo? Lo conocí en “La Crónica”, allá por 1955. No ha cambiado nada: bajo, fortachón, moreno, podría servir como modelo de algún antiguo gobernante moche. Era un veterano cuando yo hacía mis primeras notas y junto con su paisano Antonio Fernández Arce y el cusqueño Hernán Velarde formaba parte de la nueva generación de periodistas que debía renovar el diario de la familia Prado. Otro trujillano, Pedro Morales Blondet, fue el encargado del cambio.
Orbegozo era Jefe de Informaciones y apreciaban mucho sus entrevistas (“reportajes”les decían por entonces, no sé porqué), era amigo de todos, pero tenía un defecto para la administración: era de izquierda, discreto primero y luego desembozado pues no ocultó su militancia en el histórico Movimiento Social Progresista donde estaban los Salazar Bondi, Ruiz Caro, Moncloa, Agurto, Ruiz Eldredge, Damonte, y muchos más que habían logrado organizar una alternativa
política real.
Lo despidieron del empleo poco después que a mí. Yo había editado junto con Oscar Manghiert y otros amigos una revista en la que no tuvimos mejor idea que darle duro al pradismo y, claro, la respuesta fue la expulsión fulminante.
Creo que nos hicieron un favor, al final. La vida condujo a Orbegozo al diario “El Comercio” donde trabajó por más de treinta años y le dio la oportunidad de iniciar sus viajes por el mundo, acumulando experiencia, dando a sus lectores una visión particular de grandes sucesos y más allá de la estrechez de las agencias internacionales de noticias.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s