Archivo mensual: abril 2007

México: “Marcos son todos” (Final)

“Se llama Rafael Guillén, ha sido alumno jesuíta, estudió filosofía en la Metropolitana del DF, después fue profesor y luego desapareció”.
Estos fueron algunos de los datos que divulgó oficialmente el Gobierno mexicano en febrero de 1995, anunciando que aquel encapuchado, alto y delgado, de grandes ojos expresivos que se hacía llamar Subcomandante Marcos había sido identificado plenamente.
Pero “Marcos” desmintió con energía aquella identidad y se burló del gobierno.
Era sin duda un buen conocedor del alma y cultura popular en un país que ha visto en otros encapuchados a justicieros como El Zorro y El Santo, el luchador por excelencia.
Ya en mayo del 94, a pocas semanas del desastre y en plena guerra mediática, Marcos habló de su identidad:
Sigue leyendo

Anuncios

México: El nuevo grito Zapatista (3)

En San Cristóbal de las Casas, cuna del movimiento zapatista, el EZLN, se hacen los desentendidos. Y hasta parecería que el famoso subcomandante Marcos nunca hubiera estado allí.
-Y, dime, ¿dónde crees que estará Marcos?
El lustrabotas extendió el brazo hacia el horizonte y señaló con resolución:
-Allá, abajo, en la selva, por allá…
-Dígame señorita, ¿y los zapatistas?
La amable joven mesera hizo un gesto de fastidio ante mi pregunta pero luego susurró, despacio:
-Mire, acá no hablamos de los zapatistas, malogran el turismo, la gente cree que van venir los indios otra vez y no, eso ya pasó, ya se acabó…
Sin embargo, en la primera noche que pasé en San Cristóbal de las Casas, en el corazón de Chiapas, al sur de México, encendí la radio como a las 5 de la mañana y el mensaje zapatista llegó claro y fuerte:
“Aquí, Radio Libertad, en los 92 punto 3, transmitiendo desde algún lugar en las alturas de Chiapas”.
Sigue leyendo

México: ¡A balazo limpio! (2)

México: ¡A balazo limpio! (Dos)

-Cuidado, profe, que se mancha… –me dijo sonriendo, el joven chiapaneco estudiante de periodismo.
Sorprendido, solté el diario que acababa de comprar en el aeropuerto de Tuxtla.
-¿Qué le pasa a este periódico?
-Es que tiene una sección que se llama “La Roja” que chorrea sangre… y agáchese que a lo mejor la cae un tiro…
Pero no era el único diario que mostraba el drama cotidiano que se vive ahora en México por el enfrentamiento mortal de los clanes de la droga y que se suma a la violencia tradicional. Todos los medios consideran que aumentan los crímenes y hay ciudades tan inseguras que los Estados Unidos han recomendado que no se visite Oaxaca, Monterrey y hasta Acapulco, ciudad turística por excelencia.
El día que llegué los diarios contaban una historia de película: un grupo de delincuentes fue sorprendido por la policía y en la persecución murió uno y otro, aparentemente el jefe, quedó malherido y fue capturado y llevado al hospital. Los otros huyeron.
Sigue leyendo

México: ¡Tortilla o Muerte! (1)

Las ciudades tienen olores que las distinguen. Buenos Aires embriaga con sus parrillas de mediodía, la Carrera Sétima de Bogotá huele riquísimo a café, las enormes urbes asiáticas marean con el curry, Río de Janeiro un poco a húmedo (el centro de Lima hiede a orines, como todos sabemos).
Pero es México el país que tiene el privilegio de la unanimidad del olor porque allá todo tiene aroma de tortilla y en particular, claro, el centro del Distrito Federal.
El viajero es atacado por la fragancia de la tortilla desde el amanecer cuando las carretillas de tortilleros y tacos inician su negocio y las panaderías abren para vender millones de tortillas porque cada familia mexicana consume no menos de dos kilos diarios.
¿Qué se hace con esa sencilla tortilla de maíz de receta inmemorial? Los usos esenciales son dos: como pan para acompañar las comidas y como Tacos, es decir, envueltas con un relleno al escoger y, por favor, con mucho picante.
Sigue leyendo

La Izquierda Caviar

“Piensan ‘a gauche’ pero viven ‘a droite” dicen que es una buena definición de lo que hoy algunos llaman “Izquierda Caviar” para desvalorizar a liberales no proletarios que apuestan por una visión crítica del estado de cosas. Las derechas conservadoras se burlan con “son los niños bien que se portan mal”.
Martha Hildebrandt ya explicó dijo que se trata de una expresión francesa equivalente (su sinónima es gauche champagne) aplicada a los políticos progresistas de buena familia, añadiendo que el caviar designa una conserva de huevas de esturión muy cara y –por lo tanto– símbolo de vida de lujo. “En nuestro lenguaje político actual”, agrega, “caviar se ha independizado como
adjetivo (“una chamba caviar”) y aun como sustantivo (“los caviares del partido”)”.
Algunos creen que dicha expresión nació en el Perú en los agitados sesentas cuando jóvenes izquierdistas antisistema procedentes de las llamadas “buenas familias” –como De la Puente, Javier Heraud, Elías, etc.- tomaron las armas para hacer la Revolución. Y que muchos años después los términos fueron rescatados para motejar a los liberales que apoyaron al Gobierno de Transición del presidente Valentín Paniagua.
Sigue leyendo

Qué alivio. Quisieron estafarnos.

Francamente estábamos resentidos con los estafadores. Varios amigos y parientes nos contaban de historias de timos casi perfectos y tanto, que algunos confesaban haber caído.
Y nosotros, nada, ninguna estafa que contar. Por ejemplo, en una reunión playera todos contaron su estafa o intentos de sablazos arteros y nosotros quedamos mal, porque nadie había querido estafarnos.
Pero ahora estamos tranquilos pues ya sucedió.
El miércoles último, a las 12 del día, una llamada telefónica:
-¿Señora Gargurevich?
-Sí, claro…
-Mire señora, le hablan del Ministerio de Economía y Finanzas. Sabemos que usted tiene una jubilación estatal ¿no es verdad?
-Sí, sí, verdad…
-Bueno, hace dos años el gobierno del presidente Toledo hizo un sorteo entre jubilados y usted fue agraciada con un premio de 31 mil soles, que no ha recogido todavía.
-¡¡¡¿¿¿ ¿???!!!
Sigue leyendo