-Y Anita Snow bajó de peso

Ha terminado por fin el simpático “The Cuban Experiment” de la periodista norteamericana Anita Snow, cuya aventura gastronómica ha sido ya contada un par de veces en este rincón virtual. Y el resultado es que luego de alimentarse por todo un mes con solo los alimentos que el Estado cubano proporciona a bajo precio… ha bajado 9 libras, o sea, 4 kilos y 320 gramos con exactitud. Pero ella no se queja, porque estaba, es verdad, con algunos rollitos de más. Anita publicó, es cierto, la noticia de su experimento en los despachos comunes de Associated Press (es jefe de la corresponsalía en La Habana desde hace ocho años) pero el avatar cotidiano lo redactó para su blog, cuya dirección les paso de nuevo:
http://hosted.ap.org/specials/interactives/_international/cuba_rations/index.html

Como buena periodista nos dio datos interesantes sobre el sistema cubano de distribución de alimentos, el gasto de mil millones de pesos anuales para más de 11 milllones de usuarios. “Para mi proyecto” -escribió Anita- consideré además el sueldo de equivalente a 16.50 dólares”, que es lo que gana un cubano promedio.

También contó de los famosos “paladares”, negocios particulares de restaurante autorizados para solo 12 comensales. Algunos de ellos ofrecen delicias que rara vez pueden conseguirse y los habaneros hacen pacientes colas para lograr un lugar en los mejores del centro. Nos habló también de “El Aljibe”, el restaurante que reemplazó al histórico “RanchoLuna” que muchos conocimos alguna vez.
Quizá sus comentarios más valiosos de la experiencia sean los relacionados con la solidaridad que observó cuando se introdujo en el sistema gastronómico familiar: “Aprendí de primera mano como la sociedad cubana asegura que pariente, vecinos, amigos, colegas siempre coman. Varios cubanos me ofrecieron parte de sus raciones rehusando dinero o intercambio. Un colega cubano me ofreció compartir su almuerzo de spaghetis caseros…”.
Si los recalcitrantes opositores, en particular los de Miami, esperaban un relato de burlas y quejas se han equivocado. Anita ha hecho un esfuerzo de objetividad sin poder despojarse del sentimiento de comprensión y aprecio por el esfuerzo cubano.
“Hoy” –terminó el pasado 30 de junio– “retorno a una versión modificada de mi dieta por otro mes, con la esperanza de perder más peso… sin barras de chocolate, popcorn y papas fritas…”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s