Archivo mensual: julio 2007

-Y Anita Snow bajó de peso

Ha terminado por fin el simpático “The Cuban Experiment” de la periodista norteamericana Anita Snow, cuya aventura gastronómica ha sido ya contada un par de veces en este rincón virtual. Y el resultado es que luego de alimentarse por todo un mes con solo los alimentos que el Estado cubano proporciona a bajo precio… ha bajado 9 libras, o sea, 4 kilos y 320 gramos con exactitud. Pero ella no se queja, porque estaba, es verdad, con algunos rollitos de más. Anita publicó, es cierto, la noticia de su experimento en los despachos comunes de Associated Press (es jefe de la corresponsalía en La Habana desde hace ocho años) pero el avatar cotidiano lo redactó para su blog, cuya dirección les paso de nuevo:
http://hosted.ap.org/specials/interactives/_international/cuba_rations/index.html

Como buena periodista nos dio datos interesantes sobre el sistema cubano de distribución de alimentos, el gasto de mil millones de pesos anuales para más de 11 milllones de usuarios. “Para mi proyecto” -escribió Anita- consideré además el sueldo de equivalente a 16.50 dólares”, que es lo que gana un cubano promedio.
Sigue leyendo

Anuncios

Montoro, el “mendigo” de Expreso

-Historias de Periodistas (Cinco)

Raul Villarán, jefe de Redacción del futuro diario Expreso, discutía con sus mejores reporteros sobre la necesidad de lograr noticias de impacto cuando reparó en el flaco que llegaba calmosamente al rincón destinado a los redactores de Policiales. Iba buscando a un amigo que le había prometido un puesto de reportero.
-Caray, qué pinta de mendigo que tiene el tipo ése -dicen que comentó.
Porque efectivamente Luis Felipe Montoro era un zambito esquelético, encorvado y con un hombro caído, pelo rizado alborotado, chalina a la pedrada y un cigarrillo colgando de los labios, mal vestido, y, en fin, con cierto aspecto siniestro.
Por ahí surgió entonces la idea: “-¿Porqué no lo disfrazamos de mendigo y lo enviamos a la calle?… que lo siga un fotógrafo y luego que nos haga una serie de crónicas, si no sabe escribir no importa, aquí se las rehacemos…y además lo contratamos”.
Sigue leyendo

El “loquito” Chema Salcedo

Historias de Periodistas (Cuatro)

“No había sino un camino: entrar al hospital en procura de atención médica. Convertirse en paciente. Naturalmente, convertirse en paciente es, ante todo, dar la impresión de ser paciente. Ello significaba que el aspecto físico, la vestimenta y la actitud debían reflejar algún grado de enfermedad mental” .
Así comenzó el periodista José María Salcedo su celebrada crónica “Manicomio” que publicó en partes en algún periódico de los ochentas que no hemos podido hallar, porque ¿en cuántos periódicos habrá trabajado el gran Chema que hoy brilla en la radio y la televisión? Debe ser una historia larga de contar.
Ese reportaje lo urdió en complicidad del fotógrafo “Chino” Domínguez. No se afeitó en varios días, rebuscó ropa vieja que le quedara grande, se alborotó el pelo y ensayó en el espejo su mejor aspecto de chiflado (si sus tías lo vieron se infartaron de susto).
Sigue leyendo

“Doctor Livingstone, I presume…”

Historias de Periodistas (Tres)

“Henry Morton Stanley – Bula Matari – + May 5, 1904” se lee en la sencilla lápida del célebre a la vez que controvertido explorador, periodista y aventurero al fin.
No hay nada más excitante para una imaginación temprana que una expedición internándose en el Africa misteriosa, escuchando en las noches los rugidos de las fieras y los “tam-tam” lejanos que anunciaban su presencia en territorios prohibidos y quizá convocaban a su exterminio.
Stanley, británico (galés para más señas) se había ganado el estrellato en el New York Herald Tribune y uno de los pocos que había combatido en la Guerra Civil en ambos bandos. Enérgico, decidido e irreverente, era el redactor viajero favorito deJames Gordon Bennett Jr., heredero del diario. Por su eficiencia (a la que afianzaban sus pocos escrúpulos) lo había enviado a cubrir, por ejemplo, la inauguración el Canal de Suez, la guerra en Abisinia, los conflictos en Palestina, Constantinopla, Crimea, Bagdad, la India… Era, en suma, el más famoso corresponsal de guerra de su tiempo.
Sigue leyendo

La trágica muerte de Enrique Moral

Historias de periodistas (Dos)

-¡Pronto, una cámara, esto hay que fotografiarlo!! –dijo alguien en el balcón del segundo piso de la prestigiosa Casa Moral, de fotografía, en la calle Mercaderes, en el jirón de la Unión.
Efectivamente, había un extraño espectáculo en plena calle. Un numeroso grupo de hombres armados rodeaba y obligaba a caminar a empellones nada menos que al presidente Augusto B. Leguía.
Enrique Moral tomó una cámara, hizo varias tomas de la dramática escena y luego, cogiendo un trípode, bajó corriendo las escaleras para seguir al grupo que avanzaba hacia lo que hoy es la Plaza San Martín.
¿Qué había pasado? A las dos de la tarde de aquel 29 de mayo de 1909 un decidido grupo del Partido Demócrata que lideraban los Piérola asaltó el Palacio de Gobierno, mataron al valeroso Mayor Elespuru y a varios soldados y tomaron preso al Presidente para obligarlo a firmar su renuncia. Como Leguía se negó decidieron sacarlo y llevarlo a su casa de la calle Pando, donde planeaban encerrarlo. Sigue leyendo