Archivo diario: 8 agosto 2007

Pocho Rospigliosi ¿Que pasó, qué pisó?

Los “Strikers” de Florida habían goleado al “Cosmos” del mismísimo Pelé, con tres goles de Teófilo Cubillas. 

El partido no había sido transmitido por televisión pero no importaba. Los aficionados  querían ver los goles de Cubillas y para cumplir con su viejo slogan “… esto es lo que le gusta a la gente”, Pocho Rospigliosi aguardaba con creciente nerviosismo la llegada de la grabación desde Miami que traía el propio Cubillas.

Cuando el futbolista dejó el casette en Panamericana TV en ese domingo, Pocho inició su programa “Gigante Deportivo” anunciando: -¡Después de los comerciales…vienen los goles de Cubillas! Y reclamando a los técnicos la edición de la goleada. Pero el formato americano era diferente y se requería un aparato que adaptara la grabación al protocolo criollo.

Fueron casi tres horas de angustias y hasta ataque de nervios en que el gordo conductor resoplaba, sudaba e insistía: “¡Ya vienen los goles de Cubillas!” mientras los técnicos desesperaban por la solución hasta que la encontraron y casi al final, Pocho pudo anunciar triunfante: -¡Ahora sí, aquí están los goles de Cubillas!

Ese programa tuvo tanto “rating” que la frase quedó para la historia del periodismo deportivo y esos famosos goles fueron repetidos por años.

Alfonso “Pocho” Rospigliosi Rivarola ha sido el periodista deportivo más conocido del Perú;  y desde su desaparición, en octubre de 1988  ninguno de sus colegas ha logrado sus niveles de popularidad.

Era tan apreciado como discutido y no solo por sus opiniones deportivas. Rospigliosi fue quizá el primero en confundir el ejercicio del periodismo con los negocios, quebrando el antiguo acuerdo ético no escrito que estipulaba que los espacios eran diferentes, es decir información y publicidad iban juntas pero no revueltas.

Sigue leyendo

Anuncios