TV criolla… qué verguenza

Cuando comenzó el bamboleo del terremoto la TV del amigo que visitábamos estaba
prendida. Tomé el Control remoto y cambié al 2, 4, 5, 8.. buscando el indispensable y urgente Flash. Nada… Luego de largos minutos en que recorría el dial criollo completo, opté por saltar a la CNN, en el Canal 31. Y allí estaban dando la noticia completa ¡antes que la TV peruana!
Qué barbaridad, qué falta de sentido periodístico, etc. Una vergüenza. Y en el Canal 8, luego de una breve nota se arrancó Jimena de la Quintana con noticias de economía como si nada hubiera pasado. Recién a las 7.30 pm. apareció Josefina Townsend agitada y maquillada de urgencia para unos pocos minutos de información, retornando después el Canal a la Economía que, estamos seguros, a nadie le importaba un pito en ese dramático momento.


Los otros canales demoraron por lo menos 20 minutos en abandonar las telenovelas. Y cuando ingresaron al tema, ya en CNN, BBC, etc, sabían hasta el epicentro, víctimas, anuncio de Tsunami, etc.
En contraste, la radio ingresó a la noticia al instante. Tanto CPN Radio como RPP no dudaron en interrumpir su programación para embarcarse agresivamente en la noticia. llegando inclusive la última a ser la primera en transmitir un mensaje de Alan García.

La otra reacción casi instantánea fue la de los “blogeros”, ese mundo paralelo que da más y mejor información de la vida que la vía formal. Esta mañana, una revisión rápido permite comprobar que hay cientos de Blogs que tratan el asunto con impresiones personales, relatos, opiniones y hasta videos de las zonas afectadas.
Vayan, por ejemplo a Technorati:

http://technorati.com/posts/tag/terremoto+peru

… y encontrarán información más rica que la obviamente retrasada de los diarios y/o restringida de las televisoras.

Finalmente, hay una vieja analogía que leí no sé dónde y que merecer la pena recordar. Los periodistas deben ser como los marinos, esto es, prepararse para  navegar con mar calmo y con tormenta. La mayor parte del tiempo el mar noticioso es “calmo” pero cuando hay “tormenta”, como un imprevisible terremoto u otro tipo de catástrofe, los periodistas, como los marinos, deben saber qué hacer, cómo reaccionar.
Si no lo hacen, por favor, cambien de oficio, están aquí molestando…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s