¡¡Lomògrafos al ataque!!

No queridos amigos, no se trata de perseguir Lomos, Lomitos o Lomazos de los que algunos lectores han estado pensando (y viendo fotos en los últimos días). Se trata de una novedosa especialidad de la fotografìa, popularizada con el curioso nombre de “Lomografìa”.

Hace años, en la vieja URSS y más precisamente en Leningrado (hoy San Petesburgo) se fundó la empresa “Leningradskoye Optiko Mechanicheskoye Obyedinenie” (LOMO) para producir aparatos fotográficos. Y pocos años antes de la Caída del Muro, un ejecutivo ordenó fabricar una copia de la magnifica máquina Minox, japonesa, que era solida, buena y barata.

Así nació la Lomo, soviética, popularizada muy rápido en el antiguo mundo socialista, que añadía a las virtudes de la máquina japonesa un lente luminoso, que puede producir efecto de túnel. Un mecanismo automático de exposición hace que se puede usar de noche, sin flash.

Superada después, claro, por otras máquinas, las ahora excomunistas Lomo pasaran a ser obsoletas y de colección hasta que un grupo de jóvenes vieneses compraron varias en Praga y las usaron de manera divertida, disparando sin mirar al visor, asaltando turista, apretando el clic desde la cadera al estilo del viejo oeste. Casi eran cámaras de Usa y Botar.

El resultado fue un verdadero hallazgo: fotos luminosas, “casuales”, divertidas, con una reproducción diferente de la realidad detenida en el tiempo por las nuevas cámaras.

Total, fundaron la Sociedad Lomogràfica, se extendieron hacia “Embajadas Lomogràficas” (no hay en el Perú, que yo sepa, pero sí en el resto de Latinoamérica) y montaron en 1994 una gran exposición, paralela, en Moscú y Nueva York.

Fueron diez mil fotografías con una mirada distinta del mundo que hicieron que las olvidadas Lomo retornaran al mercado, aunque ahora se consigue modelos americanos y japoneses con algunas de sus mejores características.

Los Lomògrafos tienen su Decálogo, que cito:

1.- Lleva siempre la cámara

2.- Usala de día o de noche

3.- Lomografiar no interrumpe tu vida; la pone en escena

4.- Dispara desde la mano, no desde la cara

5.- Acércate todo lo que puedas a tu objetivo

6.- No pienses

7.- Actúa rápido

8.- No miras cuántas fotos quedan en el carrete

9.- Después tampoco

10.- Lo principal: no te preocupes por ninguna de estas reglas.

Buenas lomografìas pueden verse, por ejemplo, en los Perfiles de Facebook, donde se prefiere lo casual y divertido. Y para más y mejor información visiten Wikipedia.

Por último, cualquiera puede ser un lomògrafo…así como también puede ser un buen “Potògrafo”… pero esta es otra especialidad, para otro día…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s