Archivo mensual: diciembre 2008

¿Y qué pasó con los medios en el 2008?

El año que termina fue pródigo en novedades sobre los medios. Aquí intentaré una lista mínima de lo que considero fue relevante. Está en absoluto desorden cronológico:

-El impacto del blog de Marco Sifuentes “Utero de Marita” y su siguiente creación “UteroTV.com”. Tuvo varias primicias que remecieron el ambiente y obligaron a la competencia a buscarlo diariamente en la web;
-El terremoto en la Familia Miró Quesada. La facción de los “Garlands” fue derrotada por los “Racsos” unidos a los “Garcías-Grañas” y algunos desprendidos de la administración anterior, etc. El resultado fue un tosco cambio de línea política de “El Comercio”, además, claro, del reemplazo del Director;
-La cárcel de Magaly Medina, la “reina del ampay”, lo que provocó una fructífera discusión sobre los límites del periodismo y la propuesta de una ley para que las injurias, difamaciones, etc. no pasen nunca al fuero penal. Si prospera el proyecto, la Medina recibirá multa tras multa… si vuelve a las andadas, claro;
-El despido de Augusto Alvarez Rodrich como director de “Perú21” y el abandono masivo de columnistas que hicieron de ese diario una tribunal liberal, plural. Sufrió un abandono masivo de lectores;
-El asedio de “La Primera” a Genaro Delgado Parker que rindió frutos y todo indica que deberá dejar Panamericana Televisión. Lástima que volverá a manos de la familia Schutz (“un canalazo”). Pero el tipo es tan mañoso que habrá que ver para creer;
-El retorno de César Hildebrandt a la televisión con el programa “El Perro del Hortelano”. Es, por lejos, el programa político dominical más visto aunque no figure en el “rating” empresarial;
-La confirmación del poder de la radio en circunstancias especiales. El “moqueguazo” de junio fue incitado por Radio “Americana”, que llamó a la toma del Puente Montalvo. Y cuando la trasmisión se cortó, los moqueguanos apelaron a medios más antiguos, las campanadas, los gritos y los cacerolazos;
-La postergación, (¿por quinta vez?) de la decisión gubernamental sobre el estándar que se deberá usar en el Perú para la Televisión Digital Terrestre (DTA). Hay mucho dinero de por medio y muchos recuerdan la decisión de la TV Color, hace muchos años;
-El retorno del famoso Cuy, de Juan Acevedo, por la vía virtual pero con el humor y el compromiso de siempre…

¿Y sobre los libros de crónicas? Me quedo con “Sexografías” de Gabriela Wiener.
……….

Anuncios

Cuando los periodistas provocan pánico

Por supuesto, el nombre del coleguita Eloy Jong Meza ha dado la vuelta al mundo porque ha sido sentenciado a cuatro años de cárcel por el delito de “provocar pánico financiero”.
No irá a la cárcel, como Magaly Medina, porque no le han dado prisión efectiva pero deberá tener mucho cuidado para informar desde su virulento programa de Radio Orión, en Pisco. Desde su tribuna radial, hace ya cuatro años, don Eloy vociferaba que los pisqueños deberían retirar sus ahorros de la Caja Municipal de Ahorro y Crédito.
Y efectivamente muchos ahorristas amanecieron al día siguiente en la Caja Municipal reclamando sus dineros, pedido que obviamente no se pudo satisfacer para todos en ese momento.
No era la primera vez de don Eloy, ilustre y defendido coleguita. Luego del terremoto de su ciudad insistió en que se había falseado la verdad sobre la magnitud del sismo, que era mayor de lo publicado, etc. Falso. El Gobierno (esta vez por lo menos) no había mentido.
Los ingleses tienen entre manos un problema parecido pero la justicia lo está tomando con más calma, como debe ser. El periodista especializado Robert Peston lanzó un comentario que provocó fuga de ahorros del banco Nortern Rock, en el 2007. Y hace pocos meses, hizo que se desplomara la cotización del Royal Bank of Scotland revelando que requería de más capital.
Pero los jueces ingleses no pueden sentenciarlo como aquí y más bien están pensando en el británico eufemismo de “la necesidad de mecanismo regulador en la zona de noticias destinadas a los inversores”.
¿Y qué sentencia les daríamos a los colegas acusados de “sembrar pánico”? Esta es la acusación que la ONG “Periodistas por las Verdad” les hizo en Venezuela, hace ya varios años, a los medios que “obcecados por derrocar al gobierno “siembran falta de esperanza y pánico”.
Les gana a todos la emisora XEART Señal 152 de Jojutla, Morelos, que fue contratada por la “Sociedad Astrónomica Urania” de Morelos para promocionar el 2009 como el Año Internacional de la Astronomía.
Sus periodistas tuvieron una idea genial: lanzar al aire nuevamente La Guerra de los Mundos, de Wells y obtuvieron el mismo resultado, es decir, pánico, ira, protesta y quizá alguna demanda.
Total, al lado de estas joyitas del periodismo internacional, don Eloy el pisqueño, es chancay de a veinte…

Los buenos libros siempre tienen lectores

Tumultuosas, es lo menos que puede decirse de dos presentaciones de libros, en la Feria del Libro.
Primero el novelista Miguel Gutiérrez, luego César Hildebrandt.
¿Cómo fue tanta gente pese a que no se publicaron esas actividades en El
Comercio? Misterio. Debe haber sido gente que transitaba por ahí…
Cuando llegué al Anfiteatro hablaba todavía Gutiérrez y ya no había un solo
sitio. Y cuando terminó y pasó afuera para firmar libros, nadie se movió del asiento y más bien un grupo de entusiastas se precipitó hacia los lugares que están detrás del gran cartel, es decir, donde no podían ver pero sí escuchar.
“Hermano, aquí hay más de 500” susurraba un policía por su infaltable celular, aludiendo a un cartelito que exigía “Aforo 150 personas”.
Y era verdad, cientos nos apretujábamos esperando ver a los populares
periodistas Pedro Salinas, César Lévano y César Hildebrandt (“El Invisible”
porque Ibope dice que nadie ve su programa) que presentaría la segunda edición de su libro de entrevistas.
Cuando ya me chancaban en la puerta y sentí que alguien palpaba mi monedero opté por una honrosa retirada con el pretexto de comprar el libro, y me instalé al costadito, en el parque, para escuchar nomás.
“Profe, está en el rincón de los chiflados y hueleguisos del parque” me dijo
riendo un alumno que había leído mi texto sobre el fallido homenaje a Fairlie.
“No”, me defendí”, “esos no compran libros” alzando mi ejemplar de 30 lucas que acababa de conseguir.
Los aplausos comenzaron cuando llegó Lévano y le cantaron el “japiverdi” porque cumplía 82 años; Salinas no fue tan celebrado porque no es muy conocido (y para los izquierdosos su presencia era una sorpresa) y luego hizo su entrada Hildebrandt, como siempre, elegantemente un poquito tarde.
Ovación, vivas, palmadas, abrazos, que recibía entre contento y sorprendido del exitaso. Flashes, luces, cámaras, sonrisas amplias y la necedad de la señora de la Feria que para todo pide “un fuerte aplauso”.
Salinas habló muy bien, como todo un periodista profesional, describiendo y elogiando el libro, las entrevistas. Lévano hizo recuerdos de la primera
entrevista del autor a Haya de la Torre, contó anécdotas sabrosas y finalmente le tocó el turno a Hildebrandt, que leyó un texto preparado previamente y que está en la edición de “La Primera” (pueden leerlo en la www)..
En ese breve discurso lamenta no haber entrevistado a Alan García y confiesa que el problema es que no sabría a qué García entrevistar.
En resumen, fue una fiesta para nuestra profesión que exige tanto y da tan poco; y una buena demostración de que el buen periodismo tiene espacios y lectores de sobra.
Algo más. En el balance final de la Feria del Libro el texto de Hildebrandt resultó ser el más vendido. Me consta que en la primera media hora volaron 250 ejemplares y el felicísimo editor, el charapa Jaime Vásquez, mandó a traer más… que llegaron cuando todavía el periodista firmaba y firmaba hasta el cansancio.

“Chinos como cancha En el Paralelo 38”

Este es un aniversario que no puede pasar desapercibido. Hace 58 años, un 9 de diciembre, Raul Villarán tecleó nerviosamente en un trozo de papel la frase “Chinos como cancha en el paralelo 38”, la arrancó del rodillo y gritó: -“¡Al taller, rápido, para primera de primera!”. Y así vocearon el diario los canillitas que vendieron “Ultima Hora” hasta el agotamiento. Estaba inaugurando un nuevo periodismo, el que usaría la replana o jerga en los titulares de los diarios que a partir de allí se reclaman como populares.

¿Cuál es la historia? El recordado gran periodista Efraín Ruiz Caro fue testigo del episodio.

Era el primer año de la guerra que enfrentaba a las dos Coreas, en plena Guerra Fría. El Norte apoyado por la Unión Soviética, China y el bloque socialista; y el Sur, sostenido por los Estados Unidos y un puñado de aliados capitalistas.

El petulante General Mac Arthur comandaba al Sur y sus tropas parecían invencibles. En cualquier momento, decían los analistas, caería Pyongyang y el comunismo sería derrotado.

Pero de pronto, como por arte de magia, surgió frente a los yanquis un enorme ejército chino de no menos de 250 mil soldados, que hizo retroceder al General y sus tropas, haciendo temer su derrota total. Y atemorizando al mundo, que creyó estar frente a una Tercera Guerra Mundial.

Los teletipos repiqueteaban sin descanso; la noticia estaba en todas las redacciones y las emisoras de radio lanzaban “flashes”.

Raul Villarán tenía el cable en la mano, se acercaba la hora de cierre (“Ultima Hora” era vespertino todavía) y desesperaba por hallar un titular impactante. Preguntaba, escribía a mano, a máquina, todos sugerían. Juan Gonzalo Rose, Carlos Castillo Ríos… El único que tranquilamente y en silencio redactaba su columna “A Golpe de Doce” era Lucho Loli, que finalmente murmuró: “Qué vamos a hacer pues gordo… no vas a poner que hay chinos como cancha…”.

Villarán alzó las manos y gritó: “¡Eso es, chinos como cancha!”.

El nuevo código era hermético, solo para peruanos (como los personajes de Julio Fairlie que debutaron en ese periódico, “Sampietri” y “Serrucho”). Y a partir de allí, la jerga se hizo común en el periodismo popular peruano, así como el humor para las notas más dramáticas Recordemos aquel titular adjudicado al poeta Juan Gonzalo y que dijo, también en primera de primera: “Tranvía divide en cuatro a profesor de matemáticas…”.

………..

-El programa de TV que nadie ve…

¿Alguien ve el programa que conduce César Hildebrandt en Canal 11, todos los domingos a las nueve de la noche?

Nadie.

Por lo menos es lo que puede deducirse de la lectura de los “ratings” de los programa dominicales, con porcentajes que se disputan Cuarto Poder,. DíaD, Jaime Bayly, etc.

Pero tengo la sospecha de que una numerosa legión de televidentes marginales a la medición de sintonía siguen cada domingo “El Perro del Hortelano”, que no figura en la lista porque el Canal RBC no paga lo correspondiente a la empresa brasileña Ibope Time, la propietaria del sistema de medición del rating.

El domingo que pasó, por ejemplo ¿qué transmitió Hildebrandt en el par de horas de su programa que nadie ve?

Organizó un panel plural sobre APEC con Diez Canseco, Deustua, Francke y Ferreyros, que discutieron con calor sobre beneficios y no beneficios de la gran cita.

Y luego, cito en desorden, entrevistó al periodista Herbert Mujica, enjuiciado por LAP por el tema del aeropuerto; entrevistó un joven chiclayano que fue sometido a abusos incalificables por la policía; transmitió el gracioso discurso en chino del presidente García, entrevistó a Mauricio Mulder, secretario general del Apra; entrevistó a Eddie Fleishmann sobre el contencioso Perú-Fifa. Y finalmente pasó un documental que plantea la tesis de que en el drama del 11 de setiembre y la caída de las Dos Torres de Nueva York, tuvieron que ver el gobierno norteamericano y su saliente presidente, el incalificable Busch.

Algo más: la prestigiosa Veeduría Ciudadana de la Comunicación Social, que distingue entre “rating” y “consulta” acaba de divulgar un estudio nacional sobre la TV basado en encuestas realizadas en agosto. Lástima. No estaba todavía Hildebrandt en su dominical y se pidió a los entrevistadores que no incluyeran al periodista en la pregunta sobre “Periodistas reconocidos como los mejores de la TV”:

Pero lean en la página 27 los resultados. “La mayoría de entrevistados dijeron que el primer lugar era para César Hildebrandt” (…) “Era mayoritaria la voluntad de nombrarlo y que este periodista sea considerado como el más apreciado por los televidentes. Ers interesante comprobar que el modelo cuestionador y polémico de Hildebrandt, sigue vigente en el país, está legitimado.

¿Qué tal si la encuesta la hacían cuando “El Perro del Hortelano” ya se transmitía y persiste pese al boicot publicitario?