El periodismo y el sexo

No sé si ya estará en algún plan curricular pero el periodismo de educación sexual se ha hecho ya tan popular que merecería estarlo.
Hagamos memoria. En 1990 la televisión española estremeció a sus clientes cuando la guapa psicóloga Elena Ochoa debutó con “Hablemos de Sexo” y aunque insistía en que tenía fines didácticos, fue difícil que no deslizara hacia la zona erótica. Fueron cuatro años exitosos y de valiosa apertura del tema pues en muchos lugares aparecieron programas parecidos.
En el Perú teníamos ya de antiguo a nuestro sexólogo Marco Aurelio Denegri, que había dedicado al tema varios libros como aquel inolvidable de “¿Y qué fue realmente lo que hizo Onán?”. Denegri pasó su tema a su programa televisivo “En función de la palabra” (y sus lecciones de sexualidad están en Youtube para quienes deseen disfrutar de su sapiencia y definiciones).
La lista de sexólogos criollos es larga y no habrá sitio aquí para todos (no olvidemos al Dr. Artidoro Cáceres) pero habrá que destacar al psiquiatra Fernando Maestre de “Era Tabú” en RadioProgramas y en horario cotidiano para todos. Es, me parece, el pionero del tema en la zona radial.
La cosa pasó a exceso en la televisión cuando Canal 5 lanzó “Las Noches de Badani”, conducido por Ricardo Badani que se hizo popular porque vivía (y vive) con seis señoritas gracias a una oportuna religión que él, claro, ha inventado.. Se asumía que el caballero era un experto en peripecias amorosas cercanas pero solo duró un mes en la TV porque el programa final que mostraba cómo practicar el sexo oral con modelos “en vivo y en directo” escandalizó a todos, sexólogos incluidos.
Y cuando la robusta Alessandra Rampolla llegó a nuestras pantallas con sus consejos y juguetes sexuales, aparatos de todo tipo, ya no asombró a nadie. Su exceso de peso le resta autoridad para recomendar poses osadas.
En la prensa escrita ha habido desde siempre revistas eróticas y pornográficas. Antes hasta Playboy se disimulaba en los kioscos pero ahora ya ni siquiera se venden porque Internet ha saltado muy rápido de las fotos a los videos de pornografía gratis.
La educación sexual está también en los diarios, por supuesto. Esther Vargas, que mantiene una página semanal en “Perú21” y un bello blog (“Sex o no Sex”) es de lo mejor del medio. Salvo mejor parecer.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s