El ejercicio ilegal del periodismo

¿Es posible el ejercicio ilegal del periodismo? O preguntado de otra manera ¿puede nuestra justicia perseguir y eventualmente sentenciar a quien funja de periodista sin tener los títulos e inscripciones necesarios?
En el Perú la respuesta es rotunda. No, no es posible. Porque cuando se creó el Colegio de Periodistas cuya ley fundadora decía que sería necesario ser colegiado para ejercer la profesión… se añadió un artículo clave, que mandaba que dicha ley no podía atentar, etc. contra el derecho al trabajo.
Un par de líneas que abrieron las redacciones a todos los que una empresa contratara como periodistas o que simple y llanamente alegaran serlo.
Hubo una discusión en aquellos años 80 porque muchos colegas que habían recibido el flamante Título Universitario que los habilitaba para ser “Colegiados” estaban por la opción de cerrar las puertas del oficio a quienes no lo fueran.
Esa controversia había recorrido antes América Latina enfrentando a los periodistas que llamaremos “excluyentes” y a los empresarios representados por la Sociedad Interamericana de Prensa , la primera organización en poner el grito en el cielo cuando se aprobó en varios países y en particular en Venezuela, que nadie que no fuera Titulado y Colegiado podría pisar una redacción.
Costa Rica, República Dominicana, etc., dieron paso atrás pero no los gremialistas venezolanos, que porfiaron por la consagración de la ley excluyente.
Hemos tenido aquí en el Perú casos de varios jueces provincianos que pretendieron sancionar a colegas que no estaban inscritos en los Colegios respectivos pero los avances judiciales no prosperaron porque las protestas llegaron hasta Lima y hasta saltaron al exterior.
Hace pocos días también, fue desestimado un proyecto de ley de una funcionaria argentina que pretendía resucitar el viejo anhelo de los “Periodistas”.
En Venezuela, en cambio, la ley que data ya de treinta años ha seguido vigente y aunque ha habido algunos casos de vista gorda, recientes casos nos hacen saber que la vieja disposición tiene plena aplicación. En suma en el país del norte no se puede ejercer la profesión de periodista si no se está inscrito en el Colegio correspondiente.
Esta disposición ha hecho posible el respeto de las empresas a los derechos profesionales del gremio porque el Colegio es una entidad de peso y vigencia que los periodistas peruanos deberíamos envidiar.
Nuestro Colegio de Periodistas, es bueno recordar, cayó en manos del APRA al nacer y fue ultimado por Fujimori. Así que, escriban nomás muchachos, no hay problema.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s