Club de Periodistas, por la unidad


Los fundadores del Club de Periodistas del Perú, CPP, allá en los años 60, colegas de tanto relieve como Alejandro Borboy, Pepe Velásquez y otros, debieron pensar en lo difícil que era reunir a los periodistas y entonces concibieron una organización ajena a la religión, la política, el sindicalismo, en fin, de todo aquello que separa a las personas y más todavía… a los periodistas.
En el año de fundación, 1963, existían dos instituciones fuertes. La Federación de Periodistas del Perú, FPP, con visión sindical; y la Asociación Nacional de Periodistas, ANP, de menores aspiraciones pero de intención gremial. Estaban pues los periodistas divididos porque no era posible pertenecer a ambas y el Colegio de Periodistas era una ambición antigua que se veía muy difícil de concretar.
Algo importante de señalar es que la profesión de “Periodista” no existía formalmente. En nuestras Libretas Electorales se leía simplemente “Empleado”.
Cuando se fundó el Club de Periodistas se salía de un gobierno militar, aquel que en 1962 impidió que Haya de la Torre fuera Presidente. Y se había elegido a Fernando Belaunde Terry, quien por entonces encarnaba el liberalismo y prometió la fundación del Colegio, dando un paso decisivo cuando promovió y promulgó la famosa Ley 15630 que en su primer artículo proclamaba: “Reconócese en todo el país la profesión de Periodista”.
Los mayorcitos recordamos con emoción aquella mañana de 1965 en que Belaunde Terry abrió las puertas de Palacio para recibir a todo aquel que exhibiera un carnet así fuera del “Pan del Alma”. Nos juntamos una multitud de colegas que aplaudimos con entusiasmo el excelente discurso del presidente Belaunde, quien adoraba las frases y siempre tenía alguna para comenzar, para impactar. La frase en aquel recordado día fue: “La libertad de prensa es como la cruz. Partida, es solo un pedazo de madera…. Entera ¡es un símbolo!”
Los aplausos y vivas deben haberse escuchado en medio Lima.
A los pocos días un grupo de amigos fuimos al Jurado de Elecciones y reclamamos Libretas nuevas en las que figurara “Periodista”.
En ese momento parecía abierto el camino hacia la unidad que solo sería posible con la creación del Colegio de Periodistas porque el Reglamento de la Ley normó la manera en que los periodistas profesionales recibirían Títulos universitarios, lo que también se cumplió. Y así cientos de colegas recibieron flamantes cartones que los encaminarían al futuro Colegio… y la ansiada unidad.
El proceso fue interrumpido por el Gobierno Militar, en un proceso político que duró doce años y que nos dejó más divididos que nunca.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s