Las revistas de Lima


La permanencia en el mercado de varias revistas y el nacimiento de otras ¿no desmiente la creciente ola de predicciones que aterrorizan a algunos periodistas? Basta visitar cualquier kiosco y comprobar que la oferta de publicaciones no diarias es abundante, para todos los gustos y bolsillos.
Plantándole cara a esos vaticinios, un grupo de jóvenes acaba de lanzar “El Grito” con al apellido de “una revista para todos”. Con optimismo los editores confían en ser escuchados, o leídos y plantean algo que disuena con el discurso de los mercaderes: “creemos que hay un público interesado en profundizar en temas sociales, interesado en cuestionar la realidad, interesado en comprender lo que sucede a nuestro alrededor”. Y poniendo manos a la obra han dedicado su número inicial al tema de “¡Elites! Quién es quién!”.
“El Grito” ofrece una edición impecable, buenas fotos, firmas inteligentes y textos provocadores. Esperemos que griten por mucho tiempo.
Hay que citar también “Poder”, mensuario de Televisa en versión nacional, que combina notas internacionales con textos del mejor periodismo de investigación de Ricardo Uceda y otros. En números anteriores hemos visto, por ejemplo, la mejor disección que se ha hecho últimamente del Partido Aprista probando la influencia decisiva que mantiene Agustín Mantilla. En la última edición se describe la batalla fenomenal por la propiedad del Jockey Plaza, con graves denuncias de fraudes y sinvergüencerías dignas de cualquier página policial.
Buscando fijar un mercado masculino A y B se defiende “Fausto” del grupo de El Comercio y que se autodescribe “para el hombre peruano… entre 35 y 55 años”, en lo que probablemente sea lo que llaman los expertos un “nicho” es decir, una zona diferenciada que compra determinados productos. No ha logrado peso periodístico y no se acerca todavía a, por ejemplo, “Soho” de Colombia. Pero ahí están las bellas que es probable que atraigan lectores.
“Cosas” está cumpliendo 20 años, nada menos, afianzando una línea y mercados de cierta exclusividad que hace muchos años identificó y fijó la recordada “Hola” de España. Mezcla actualidad, promueve a las “socialités” de la comarca, entrevista ejecutivos, proponiendo en fin un mundillo de clases A yB que a muchos parece trivial.
La zona académica y política la preside desde hace años la revista “Quehacer” de la conocida Desco y que en cada edición plantea referencias sobre temas claves de la actualidad. Su sección “Poder y sociedad” es indispensable para quienes observan con visión crítica acontecimientos que otros obvian. En la última edición hay un texto de Marcel Velásquez sobre nuestras universidades, que no debiéramos perder.
Finalmente citemos a “Etiqueta Negra” de buen nuevo periodismo, impecablemente editada aunque algunas ediciones últimas no han ofrecido la densidad y calidad de antaño.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s