Tiempo de periodismo electoral

Dicen que hacer periodismo es como navegar: lo normal es surcar por mares mansos, con una mayoría de noticias previsibles y entonces el oficio es fácil, accesible a todos Pero cuando el mar se encrespa, o peor cuando hay braveza, los pilotos y periodistas entran en tensión y sacan a relucir su experiencia y habilidad.
Eso es lo que sucede desde hace unas pocas semanas en nuestro periodismo: las primeras páginas han comenzado a abandonar las notas policiales y los dramas humanos en general para enfrascarse en los preludios de la borrasca electoral que se avecina.
La historia de nuestro periodismo demuestra que el mejor escenario para tentar suerte con un periódico es el tiempo electoral. Decenas, quizá cientos de hojas periodísticas han aparecido en cuanto proceso electoral hemos tenido y la mayoría ha desaparecido apenas finalizado el evento.
Hay muchos ejemplos y valdría citar algunos. En 1915, repetimos, Leguía promovió con testaferros “El Tiempo” para sostener su candidatura a las elecciones siguientes y socavar el gobierno de su archienemigo Pardo. El director era Pedro Ruiz Bravo y se llevó a los mejores jóvenes de “La Prensa” que había sido vendido por el pierolismo para acompañar las aventuras políticas de Augusto Durand.
“El Tiempo” fue decisivo para el triunfo de Leguía en el 19 y la justificación de su golpe cívico militar. Igual hizo “La Crónica” que era su incondicional.
En 1918, por ejemplo, circuló “El Día” para promover la candidatura civilista de José Pardo –que ganaría finalmente. El diario lo dirigía Octavio Espinoza y fue atacado con humor caústico por “El Tiempo”, fundado por partidarios de Leguía. Para tomarles el pelo José Carlos Mariátegui lanzó “La Noche” –del que no se conserva ningún ejemplar.
“La Prensa”, que había expropiada por Leguía para promocionar su gobierno y devuelta a la familia Durand en 1930, fue convertida en diario electoral por Pedro Beltrán para promover a Manuel Vicente Villarán, y luego lo utilizó para sus propias ambiciones pues quería ser Presidente.
Para apoyar a Fernando Belaunde Terry, el entonces magnate Manuel Mujica Gallo solventó la fundación de “Expreso” en 1961, logrando éxito en 1963 cuado el diario se había hecho popular.
En 1980 las izquierdas lanzaron “El Diario Marka”, en meses previos a las elecciones con que Belaunde volvió a ser Presidente luego de los doce años de gobierno militar. Era un diario político y tuvo momentos de gloria periodística.
Fujimori y Montesinos prefirieron la prensa Chicha para atacar a sus oponentes pues ya habían capturado a la televisión mediante el soborno simple a sus propietarios.
Finalmente ¿qué prensa se nos viene ahora? ¿Podrán las Redes Sociales de Internet más que la prensa impresa?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s