Encomio de Marco Aurelio Denegri

-Encomio de Marco Aurelio

Dicen las malas lenguas que antes de comenzar a grabar su programa de televisión Marco Aurelio Denegri se frota las manos con fruición de verdugo como augurando el terror del entrevistado o del autor de turno al que señala errores y erratas sin ninguna complacencia. Porque ese es uno de los objetivos de “En Función de la Palabra”, su lección semanal de lengua española. Y si el texto no merece sus críticas el escritor puede regocijarse pues ha pasado la prueba más dura a la que jamás será sometido.
“Wikipedia” lo describe como intelectual, crítico de literatura, caricaturista, sexólogo, polígrafo y gramático. Quizá debieron añadirle costumbrista, humorista, cronista, entrevistador, cajoneador, gallero y limeño. Y nos quedamos cortos.
Acaba de publicar el libro “Miscelánea humanística” que quizá sea el peor título que se hubiera podido ocurrir a alguien que quiere venderlo; pero Denegri no hace las cosas así y, por tanto, el rótulo elegido es, como siempre, el exacto para describir un conjunto de textos en los que extiende sus sabidurías en los campos descritos y que son a la vez lección y entretenimiento.
Es un experto en programas personales en televisión pues comenzó en el 97 con “A solas con Marco Aurelio”, haciendo entrevistas en Cable Mágico y luego pasó al Canal 7, la televisora del Estado donde está un poco arrinconado en horarios cambiantes que no alteran ni su humor ni disminuyen su legión de admiradores.
¿A cuántos ha entrevistado Marco Aurelio? Deben ser ya cientos los que han pasado por su mirada inquisitiva y preguntas exactas. Los que hemos transitado por esa experiencia lo recordamos bien: gentil y educadísimo, charla un poco antes de comenzar como para relajarse y luego, a la señal de grabar, dispara interrogantes que sorprenden.
Cuando el interlocutor no es lo que esperaba, Marco Aurelio se incomoda y se vuelve más flaco que nunca pues se estira, retuerce las manos, hunde la cabeza en los hombros, hace gestos, baraja sus apuntes y masculla hmmmss para despedir a su invitado sin más, pasando al comentario de algún tema de su especialidad que, como se vio, son muchos y variados.
Donde se luce Marco Aurelio es en el manejo y conocimiento de la lengua castellana y es probablemente el único capaz de pararlos los machos a doña Martha, como hace en su último libro cuando aclara lo de la “papa caliente”. Y también despliega sapiencia cuando habla de sexo, mezclándolo muchas veces con la chispa criolla que solo saben hacer saltar y brillar limeños antañones y elegantes como él.
Ojalá que en este breve encomio de Denegri no haya una metida de pata. Añadiremos solamente que Wikipedia debió agregar: amigo generoso.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s