Paraguay, primero la Presidencia, luego la Televisión


Augusto Dos Santos, Ministro de Comunicación en Paraguay, ante los micrófonos –todavía libres- de la Tv Pública. Importante promotor de la comunicación alternativa estuvo en Lima en mayo pasado.

La TV, el enemigo principal

“Así, tras 3 años, 10 meses y 7 días, los partidos tradicionales del Paraguay, el Colorado y el Liberal, con el apoyo del Unace y Patria Querida, derrocaron a Fernando Lugo, electo el 20 de abril del 2008 tras 61 años de hegemonía colorada en el Poder”.
De esta manera informaron los medios sobre el dramático episodio paraguayo que ha provocado la protesta continental -salvo deshonrosas excepciones.
La breve nota debió agregar algo más: la primera acción del gobierno golpista fue lanzarse sobre la TV Pública que al final se convertiría en el único bastión de resistencia civil al atropello.
En suma, las derechas las tenían claras. Primero la Presidencia, luego la información. Pero en aquel país los medios masivos han estado siempre de la mano con la oligarquía terrateniente, aquella que posee el 85 por ciento de tierras cultivables y que perdió el poder, como se dice arriba, luego de más de 60 años de control.
El triunfo de Lugo fue casi un milagro y solo posible tejiendo una complicada, pero evidente ahora, frágil red de alianzas partidarias. El nuevo Presidente había sido recuerden, un popular obispo que se decidió por la política avanzando hacia terrenos no gratos para las derechas.
Uno de esos escenarios fue el de la comunicación. Colaboradores importantes, como Augusto Dos Santos y otros, diseñaron la Televisión Pública, un modelo de comunicación alternativa que si bien debía ser originalmente subsidiada debía competir con la TV comercial buscando independencia.
El proyecto fue lanzado al aire en mayo del 2011 y captó de inmediato atención mayoritaria y sencillamente porque ofrecía otro modelo, otra manera de ver las cosas. Atendía a los “carperos” (campesinos sin tierras), fomentaba foros en todo el país para promover las discusiones sobre temas nacionales, etc.
Era sin duda un enemigo importante para las derechas que tradicionalmente controlaban los medios masivos de información.
Al caer Lugo la resistencia se concentró en la Tv Pública que ha mantenido sus emisiones por lo menos en Internet y desde allí hace saber lo que no dicen, por ejemplo, el ultraderechista diario “•ABC Color” y otros.
¿Qué hacer desde aquí? Enviarles nuestra solidaridad y aprender de su experiencia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s