Bolivia invade Chile, Perú ataca Talcahuano, Chile bombardea La Paz,Brasil toma San Cruz, Argentina invade Chile….

-Evocación de Enrique Congrains Martin

Los críticos literarios piensan que lo mejor que escribió Enrique Congrains Martin fue su primero libro, “Lima Hora Cero”, un breve volumen con cuatro cuentos que inauguraron la literatura urbana realista y que provocó enorme interés.
Congrains tenía 22 años y era un flaco alto, desgarbado, apasionado, incansable. Vargas Llosa lo recuerda con cariño en sus memorias y no falta quien asegura que era un poco chiflado aunque le reconocen su brillantez.
Inventaba, editaba, imaginaba proyectos imposibles, hacía política (militó en el trostskismo y pasó algunos meses en la cárcel). Y escribía de todo para ganarse la vida y él mismo visitaba los colegios y vendía sus libros pedagógicos.
Viajó mucho acarreando sus colecciones y estuvo años en Venezuela. En algún momento se decidió a publicar textos sobre la Guerra del Pacífico y editó diez volúmenes que todavía se consiguen por ahí.
No ocultaba su inquina por los vecinos del sur y probablemente por esto decidió escribir “Guerra en el Cono Sur”, publicado en 1979 y que relata siete días de combates en el Cono Sur y en los que Chile lleva la peor parte. De paso imaginò también lo que muchos peruanos quisieran: traer el “Huáscar” al Callao o hundirlo.
En uno de los episodios de ataque peruano a Chile está el de Talcahuano. Un grupo de comandos asalta la base chilena, toma el “Huáscar” a sangre y fuego y al no poder remolcarlo hacia la flota que espera deciden volarlo: “… Tres minutos después de abandonar el Huáscar, volaron las cargas explosivas situadas a lo largo de su línea de flotación… en el campo de batalla dejamos los cuerpos de 16 compañeros de armas… la operación de reembarque se hizo sin mayores pérdidas gracias al apoyo brindado porm los caza bombarderos argentinos…”.
El libro termina con la intervención de ejércitos de la Unión Soviética y los Estados Unidos.
Congrains hizo una última incursión en la literatura con un voluminoso libro de ciencia-ficción titulado “999 palabras para el Planeta Tierra”. Relata que una nave extraterrestre se posa cerca de las pampas de Nazca y anuncia que solo es una “Nave-Editora” que tiene como fin elaborar una “entrada” sobre la Tierra para una Enciclopedia Intergaláctica. El problema es que solo puede constar de 999 palabras, ni más ni menos.
Don Enrique falleció hace un par de años y su desaparición fue muy comentada y lamentada. Lo conocimos y apreciamos. Y nunca supimos lo que pensaron los chilenos de su venganza literaria.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s