Periodistas, no se pierdan esta película sobre Hemingway y Gellhorn

-Ella fue, lejos, mejor periodista que el novelista

Los periodistas deben ver el film que pronto estrenarán en Lima con el título de “Pasión al Límite” pero que en su versión original se titula “Hemingway&Gellhorn” porque cuenta la historia de amor de la célebre pareja y su matrimonio.-que solo duró cinco años.
Hemingway conoció en La Florida a esa bella gringa, Martha, que bebía a la par, que no tenía miedo a nada, que ya había publicado una novela de éxito y que no dudó en marcharse con él a España para ser testigos y participantes ocasionales de la Guerra Civil.
La violencia y drama de la guerra, sobre la cual Hemingway hacía despachos, impulsó a Martha a unirse a los corresponsales que enviaban crónicas y pronto “Colliers” comenzó a publicarlas. Así, al lado del gran escritor y medio de la crudeza de la guerra, la Gellhorn inició su gran carrera de periodista.
Luego de cubrir el drama español y ya divorciada de Hemingway trabajó intensamente en la cobertura de la Segunda Guerra. Y fue la primera periodista que describió el cuadro atroz de Dachau. Aquí un breve fragmento de su famoso despacho:

“… Tras el alambre de espinos y la valla eléctrica, personas esqueléticas se sentaban al sol buscándose los piojos. No tenían ni caras ni edad; todos ellos parecían lo mismo, como nada que vayas a ver en tu vida, si tienes suerte. Cruzamos el ancho, sucio y poblado campo de entre las barracas de prisioneros y llegamos al hospital. En el hall había mas personas como esqueletos sentados que desprendían un olor a enfermedad y muerte. Nos miraban pero no se movían. No había expresión en esas caras amarillentas, con esa piel estirada por los huesos. Lo que parecía haber sido un hombre en un tiempo se deslizó hacia la oficina del doctor. Era un polaco de unos 2 metros de largo y menos de 50 kilos que vestía una camiseta de prisión a rayas, un par de botas desabrochadas y una manta que trataba de arropar en sus piernas. Sus ojos eran grandes y extraños y sobresalían de su cara, y su mandíbula parecía que iba a cortar su piel. Había venido a Dachau desde Buchenwald en el último transporte de la muerte. Había otros 50 de sus compañeros ahora muertos a las afueras del campamento.
Cuando estas camionetas llegaban los alemanes mantenían encerrados a hombres, mujeres y niños hasta que morían de hambre o sofocados. Gritaban y trataban de salir forzadamente, pero los alemanes disparaban de vez en cuando a la camioneta para acallar el tumulto…”

Estuvo después en todas las guerras: China, Vietnam, la destrozada Yugoslavia, cubrió la invasión norteamericana de Panamá hasta que finalmente, a los 89 años, dejó de luchar contra el cáncer suicidándose en 1998, tal como lo hizo su célebre exmarido.
Martha Gellhorn escribió y publicó mucho, reunió sus crónicas, editó memorias pero nunca dedicó un solo párrafo a Hemingway y menos habló de él. Se odiaron hasta el final.
Ahora el film citado trata de reconstruir esa historia llevando a Clive Owen y Nicole Kidman a los papeles centrales. El director es Philip Kaufman (de quien resaltan su tendencia a no disimular las escenas de amor… como se evidencia en el film que verán….).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s