“¡Pedrito! ¿Te acuerdas de Extra?”

-Un grato recuerdo de Pedrito
Las pocas veces que me encontré con Pedrito Otiniano fueron gratas ocasiones para recordar aquel día en que convocó multitudes al viejo local de “Expreso” y “Extra” en el jirón Ica, allá por el año 65 (¿o 66?).
“Claro que me acuerdo” reía Pedrito, quien acaba de morir convocando una vez más cariño masivo porque es verdad que “El Ruiseñor del Amor” era uno de los personajes más populares del Perú.
La historia es así: “Extra”, vespertino de “Expreso” había logrado ser en aquellos años el vespertino más vendido. Nuestro promedio era de 130 mil ejemplares diarios y en algunas ocasiones sobrepasamos los 200 mil.
Yo, ejem, era el jefe de redacción.
Buscábamos sintonizar con sentimientos populares porque esa era la línea del diario. No hacíamos política, nos lanzábamos a la pesca de casos policiales importantes para seguirlos hasta el final, etc. Hacíamos, en fin, sensacionalismo pero de exageración porque no mentíamos y mucho menos difamábamos. Ahí no se insultaba ni hería a nadie.
Surgió la idea de publicar biografías, con técnica de Testimonio, de artistas conocidos. Y uno de ellos fue Pedrito Otianiano , cuñado del Jefe de Informaciones, el buen redactor –y abogado penalista- Juan Marcone.
Anunciamos la serie de cuatro días y ofrecimos a quien viniera a la redacción en la siguiente semana con su colección recibiría de manos del propio cantante una foto autografiada. Ingenuamente mandamos hacer unas 300…
El lunes siguiente a la publicación de la serie “Mi Vida”, que había agotado ediciones sucesivas, la cuadra del diario amaneció sitiada por una multitud que se agolpaba en la puerta, bloqueando el tránsito y haciendo un escándalo que nos obligó a llamar a la policía. Finalmente llegó Pedrito, tan sorprendido como nosotros, firmó las fotos y debimos sacarlo precipitadamente por la parte de atrás del edificio y luego calmar a la gente que seguía reclamando a voces su fotografías del ídolo.
Pedrito nos recordó en su lindo libro de memorias titulado “Yo Pedrito Otiniani. Mi vida hecha canción” que publicó en 1987: “… creo que me dio calambres de tantos autógrafos que fírmé ese día… (p. 115).
El libro de Pedrito es un formidable retrato de la farándula peruana a más de treinta años. Se acordó de todos y de todos aunque no se cuidó de las fechas. No importa. Sus historias de viajes a los Estados Unidos, sus giras y conciertos éxitos, sinsabores, estafas, amores relatados con sencillez y humor hacen que ese texto sea una joya de la historia de la cultura popular criolla en la exclusiva zona del bolero, donde brillaba al lado de Lucho Barrios y, por supuesto, de Los Panchos, Lucho Gatica, muchos más.
Algo más: el ejemplar de sus memorias lo compré en el jirón Amazonas y está dedicado al legendario Guido Monteverde, quien lo recibió en 1955 en “Escalera del Triunfo”, el debut escénico de Pedrito.
….
Y si quieren recordar cómo cantaba, escuchen este bolerazo:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s