Periodistas de película (I)


Mario Vargas Llosa y Carlos Ney Barrionuevo en la redacción de “La Crónica” en 1952.

-La (mala) imagen de los periodistas

“El periodismo, como la prostitución, se aprende en la calle” le dice el grosero jefe de la sección policial (Gianfranco Brero, “Saul Faúndez”) al joven practicante (Giovanni Ciccia, “Fernández”) que aspìra a ser escritor pasando antes por una redacción de periódico.
Es una escena de “Tinta Roja”, film peruano de Lombardi basado en la novela homónima de Alberto Fuguet y que ofrece una caricatura del periodismo, o mejor, de la prensa amarilla con el diario “El Clamor”, especialista en violencia. Por eso Faúndez le dice al confundido novato: “Las páginas policiales son como la vida social de los pobres” cuando comienza a dictarle clases de periodismo práctico llevándolo al cementerio a constatar un suicidio.
El film fue estrenado en el 2000 y reúne todos los esteriotipos comunes del periodismo y los periodistas popularizados históricamente por la literatura primero y luego el cine. En textos de Balzac, de Maupassant y otros los periodistas son pintados con frecuencia como oportunistas, arribistas, amorales, timberos, borrachines, dándoles en general lo que se conoce como “mala imagen”. Bohemia, trago, burdel.
En el Perú Mario Vargas Llosa ya había colaborado con este retrato en su gran “Conversación en la Catedral”, de 1971, cuando lleva a su “Zavalita” al diario “La Crónica” y lo introduce en el oficio pero también en cantinas y burdeles: “En las noches, al salir de La Crónica Carlitos arrastraba a Santiago por los portales de la Plaza San Martín, por Ocoña, hasta el viscoso recinto tétricamente decorado de “El Pingüino”.
Como lo confirmó años más tarde en sus memorias, Vargas Llosa había recogido en la novela su experiencia quinceañera en aquel diario en el verano de 1952.
Después de leer la novela, seguro que más de un padre de familia lo pensó dos veces antes de apoyar a su hijo –y menos a su hija- para que siga su vocación.
Aquella imagen no es novedad para los periodistas y escritores norteamericanos porque ellos mismos se han encargado de difundirla, y también de estudiarla. Incluso hay una pàgina web especializada titulada “Image of the Journalist en Popular Culture” que ofrece estudios de, por ejemplo, Joe Saltzman que ha propuesto “Categorías de Imágenes” que aparecen en las numerosas películas en que periodistas son los actores centrales. Cita por ejemplo al “Crime buster” (¿Qué promueve delitos?) al “Scandalmonger” (¿chismoso?), el Cruzado, el Corresponsal Extranjero (tipo Hemingway), el Ser Humano, Editor, Propietario, el periodista como Villano…
Otros mencionan al Periodista Rural, y también a una “Sob Sister”… que no sé cómo traducir…

Redacción de La Crónica en 1954, cuando ya habíoan abandonado el viejo local de Pando. En primer plano el gran reportero policial Juan Marcoz.

Mañana: el periodismo en la historieta

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s