La gran crónica de La Parada del gringo Patch

Imagen de la vieja La Parada que difícilmente se repetirá


¿Vivirá todavía el antropólogo norteamericano Richard Wilbur Patch? De ser así le hubiera interesado saber que La Parada, aquel submundo limeño que describió como pocos (¿o como nadie?) ha desaparecido.
Vivió entre Lima y La Paz en los años cincuentas y sesentas y trabajó con apasionamiento científico diversos escenarios urbanos y rurales de ambas ciudades –como puede comprobarse en las bibliotecas.
Pero lo más interesante que hizo fue el breve estudio sobre La Parada, que publicó en los Estados Unidos bajo el título de “La Parada, Lima´s Market”, en 1967. En 1973 lo tradujo y publicó en Lima la editorial “Mosca Azul” de Mirko Lauer con el título de “La Parada. Un estudio de clases y asimilación”.
Cuando Patch se interesó en el gran mercado limeño y trató de recoger información tropezó con la desconfianza y hermetismo de todos, comerciantes, vigilantes, vecinos, estibadores… Nadie quería contarle nada, todos creían que un agente policial o sabe qué.
Entonces contrató personas del entorno para le averiguaran y luego, en la noche, los entrevistaba y armaba la información que le permitiría redactar su trabajo que sería, en nuestra opinión, una gran crónica de lo que era y representaba La Parada en la década de los sesentas. Nunca tuvo claro el origen del nombre y prefirió llamar al gran mercado “La Terminal”.
Son tres capítulos para un total de 82 páginas. Comienza con “Un aldeano que conoció el desastre”, luego “Serrano y criollo: una confusión de raza con clase” y finalmente “De serrano a criollo, un estudio de asimilación”.
Leamos algo de Patch, en el primer texto:
“… En medio del desorden de las actividades , que comprometen a miles de hombres, mujeres y niños en los extramuros de la vieja ciudad, se fijan los precios de los alimentos para todo el Perú. La Parada es el asilo de la clase más baja y del hampa de Lima. Es un punto de encuentro para criollos, negros, europeos del sur y asiáticos. Cada año La Parada es para decenas de miles de personas que vienen de pequeños poblados y del campo, fundamentalmente de la sierra, el centro de iniciación a la vida urbana…”.
Y así Patch compuso la historia del puneño Valentín Punarejo que creyó encontrar en Lima la fortuna y fracasó; el tema de la difícil movilidad de “serrano” a “criollo” ; la escuelita de hampones de Tacora; las estafas de los criollos a los “recién bajados”…
Busquen ese pequeño gran libro. No se arrepentirán.
(Patch. W. Richard. La Parada. Estudio de un mundo alucinante. Mosca Azul Editores. Lima. 1973).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s