Uchuraccay, la pesadilla de Vargas Llosa (III)

El hallazgo de las fotos finales de Willy Retto avivaron la controversia sobre la prese cia de Sinchis en Uchuraccay.

El hallazgo de las fotos finales de Willy Retto avivó la controversia sobre la presencia de Sinchis o extraños en Uchuraccay.


-Las fotos finales de Willy Retto

Apenas entregado y publicado el Informe, el 4 de marzo, llovieron las críticas desde la izquierda con violencia que se iba acentuando a medida que pasaban los días. Y el líder de la impugnación era “El Diario Marka” que, vale la pena anotarlo, había cambiado de rumbo porque ahora tenía una dirección tripartita, Jaime Urrutia, Marco Martos y Carlos Angulo. Los diarios “Hoy” y “La República” (dirigido entonces por Guillermo Thorndike) se sumaron al cuestionamiento mientras que “El Comercio” apoyaba la versión oficial, la de la Comisión.
“Sendero Luminoso” estuvo entre los primeros en rechazar el Informe. Un comando senderista ocupó la recién fundada emisora “Huanta 2000” por 15 minutos , los suficientes para hacer leer una proclama en que rechazaba responsabilidad y atribuía las muertes de los periodistas a “grupos paramilitares” y amenazaba con venganza (El Diario Marka. 7.3.83. p. 3).
Preocupado por las reacciones, Vargas Llosa no dudó en conceder entrevistas a quien se las pidiera, incluido Marka. Fue así como el 6 de febrero mismo aceptó un extenso interrogatorio de Ricardo Letts que resultó tan largo que fueron necesarios dos días para publicarlo completo. La entrevista se llama “Vargas Llosa y los vicios del informe”.
En suma, las hipótesis contrarias a la principal Convicción Absoluta eran por lo menos dos: militares se habían confundido entre los comuneros para matar a los periodistas; o los iquichanos habían esperado la llegada de la patrulla mixta –Marina y Guardia Civil- y fueron éstos quienes les dieron muerte a culatazos.
Un suceso extraordinario extremó la crítica al Informe: en mayo de aquel 1983 fue hallada la cámara de Willy Retto en un maletín escondido en una pequeña cueva cerca de Uchuraccay. Y allí estaban las instantáneas del grupo rodeado por comuneros amenazantes, en escenas que tuvieron diversas interpretaciones y que desmentía la versión de que llevaban una bandera roja que tenían armas, etc. Tampoco se veía a fuerzas del orden.
Pero esto era, final, un elemento más para la discusión.

Huahua: Vagas nunca lo olvidará.

Huayhua: Vargas nunca lo olvidará.


Porque el mal rato para la Comisión llegó cuando el Tribunal Correccional de Ayacucho abrió instrucción en agosto de 1984 a los comuneros de Uchuraccay y llamó como testigos de concurrencia obligatoria a numerosas personas, militares y civiles y entre éstos, a Vargas Llosa, Guzmán y Castro, anunciando que el juicio se iniciaría el 28 de setiembre en la capital ayacuchana.
Así fue como Vargas Llosa debió enfrentar en noviembre de 1984 al agresivo juez Hermenegildo Ventura Huayhua quien lo haría pasar uno de los peores ratos de su vida.

Mañana: Ventura Huayhua versus Vargas LLosa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s