Tacna 1963: ¡los correos secretos de Cuba!

Raul Villarán no tenía problemas con las noticias: siempore había una bajo la manga.. como esta, de dudosa confirmación

Raul Villarán no tenía problemas con las noticias: siempore había una bajo la manga.. como esta, de dudosa confirmación


-Persiguiendo a Modesto Molina (II)
¿Era bueno el Periodismo-Villarán? Había reunido en Lima lo mejor del periodismo de entonces tanto de Lima como de provincias apelando al recurso que Luis Banchero Rossi conocía bien para reclutar buen personal, esto es, doblarles el sueldo que ganaban en sus redacciones de origen.
Los editores provincianos, como yo en Tacna y los de Arequipa, Piura, Huancayo, Cusco, aguardábamos cada noche la decisión inapelable de Villarán sobre el contenido de la primera página.
Sospecho que a veces exageraban o sencillamente inventaban, como aquella noticia (ilustración que incluyo) sobre la dramática lucha de una madre por salvar a sus hijitos de garras de cóndores hambrientos… y así nos enviaban varias de tanto en tanto que publicábamos con resignación.
Pero en febrero de 1963 hubo noticias locales que sacaron de la modorra veraniega a los tacneños, como por ejemplo el escándalo de la agresión a Inés I, Reina del carnaval local.
Fue elegida por Notables sin percatarse de que su madre era chilena y entonces corrió el rumor malintencionado y patriotero: “¡Han elegido a una chilena!”
El día del Corso, 5 de febrero, una turba arrojó huevos, tierra, algunas piedras a las bellezas que debieron abandonar precipitadamente los carros alegóricos y refugiarse en taxis o en casa vecinas. Está demás decir que la edición de “Sur” se agotó al día siguiente.
¿Encontraron los documentos cubanos? Lo cierto es que policías y "rangers" buscaron intensamente.

¿Encontraron los documentos cubanos? Lo cierto es que policías y “rangers” buscaron intensamente.


Y poco después, un avión de pasajeros del Lloyd Aéreo Boliviano se estrelló en las alturas de Tacna casi en la frontera con Bolivia y entonces enviamos a un reportero y un fotógrafo a cubrir la noticia.
Pero sucedió algo extraordinario al día siguiente: un amigo del aeropuerto nos avisó de la llegada de un avión norteamericano del que estaban bajando dos helicópteros que ya hacían pruebas.
Corrimos al aeropuerto y vimos en efecto el enorme aparato, quizá un Héercules, los helicópteros ya armados y listos y un par de grandes carpas verdes, antenas, soldados norteamericanos armados que iban y venían en el improvisado campamento.
¿Por qué, para qué habían llegado esos gringos? Pronto se supo que en el avión viajaban diplomáticos cubanos y los americanos querían obtener los documentos que presumían portaban hacia Bolivia. Recuérdese que ya Fidel Castro había declarado “el carácter marxista de la Revolución” y el antagonismo era abierto y agresivo.
Llegaron en efecto al lugar del accidente, quizá encontraron los documentos y ayudaron a trasladar los cadáveres hacia Tacna en sus modernos aparatos.
Pero la tragedia no había terminado porque el médico legista, el distinguido tacneño doctor Céspedes, apenas llegó a las alturas del accidente para extender los documentos de ley cayó muerto de un infarto masivo provocado por la altura. Y al día siguiente, un desesperado ariqueño encontró el cadáver de su esposa allá mismo, la abrazó y también quedó muerto.
Así, pasaban cosas en Tacna, pocas pero pasaban…
¿Y Modesto Molina? Les prometo que ahora sí, mañana les cuento…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s