¿Quién fue Modesto Molina?: Un patriota peruano, tacneño

Persiguiendo a Modesto Molina (III)

Encontramos al periodista, compositor, profesor, poeta tacneño Modesto Molina Paniagua en episodios importantes de nuestra historia de tiempos difíciles. Por ejemplo, como testigo del asesinato del expresidente Manuel Pardo en 1878, como director del diario “El Comercio” de Iquique que se ve obligado a cerrar ante la invasión chilena del 79, como editor del periódico “La Voz del Perú” en Iquique en 1903 resistiendo luego al proceso de chilenización de las provincias cautivas, como editor de “La Voz del Sur” en Tacna, y un largo etcétera.

Modesto Molina, gran periodista.

Modesto Molina, gran periodista.


Y como cronista y testigo, dejando para la posteridad el dramático relato del combate naval de Iquique en que el “Huáscar” espoloneó y hundió al “Esmeralda” pues había abordado al monitor poco antes del encuentro.
Leamos un párrafo:
“A una evolución de la Esmeralda en que presentó hacia el sudoeste su costado de estribor, le acometió por tercera vez el Huáscar con su ariete, descargándole dos cañonazos. Uno de estos le llevó por completo la proa, por la cual comenzó a hundirse.
Fue en este tercer choque cuando el comandante Prat de la Esmeralda saltó, revólver en mano, sobre la cubierta del Huáscar gritando: ¡Al abordaje, muchachos! Lo siguieron un oficial Serrano, que llegó hasta el castillo, en donde murió, un sarjento de artillería i un soldado. Todos estos quedaron en la cubierta muertos. Prat llegó hasta el torreón del comandante, junto al cual estaba el teniente Velarde, sobre el cual hizo tres tiros que le causaron la muerte.
Entonces un marinero acertó a Prat un tiro de comblain en la frente, destapándole completamente el cráneo, cuyos sesos quedaron desparramados sobre cubierta”.
Firmado el Tratado de Ancón en 1883 quedaron para decisión futura las provincias peruanas de Tarapacá, Arica y Tacna (cuyo destino se decidiría recién en 1929).
Un importante grupo de intelectuales sureños asumieron la tarea patriótica de lograr que revirtieran al Perú y, sobre todo, que no se perdiera el ánimo peruanista, la llama patriótica. Y entonces encargaron a Modesto Molina la confección de un Himno a Tacna, que comienza así:
“Mantengamos el fuego sagrado
Del amor a la patria, inmortal,
Que Dios salva y eleva a los pueblos
Que confían en su libertad”.
Pero quien puede contar mejor toda esta historia es el conocido y reconocido Cronista de Tacna, don Fredy Gambetta, animoso y, sobre todo, generoso intelectual tacneño. Gracias a él conocimos mejor a don Modesto Molina, cuya biografía completa estará en el libro que preparamos junto a otros autores y que se titulará “Los Periodistas en la Guerra con Chile”.
Ojalá esté listo para el 8 de octubre. Y quizá sea Tacna el lugar ideal para presentarlo.
El gran monumento del campo de batalla del Alto de la Alianza.  Adelante, dos patriotas.

El gran monumento del campo de batalla del Alto de la Alianza. Adelante, dos patriotas.


-FIN-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s