Crónica de tres conferencias presidenciales, Belaunde, García, Humala

Los asistentes a la conferencia del Presidente .  Pueden verme allá arriba, detrás de Du Bois, director (ahorita) de El Comercio.

Los asistentes a la conferencia del Presidente . Pueden verme allá arriba, detrás de Du Bois, director (ahorita) de El Comercio.

La rutina de ingreso a Palacio de Gobierno no ha cambiado nada desde que fui la primera vez a pedir datos a la vetusta y descuidada Oficina de Prensa de entonces. Claro, antes no pedían el teléfono móvil (“su celular por favor”) pero sí preguntaban; “¿Armas?”. Y los bromistas contestaban: “Mi lapicero nomás…”.
También he estado en conferencias presidenciales y quiero recordar ahora solamente tres.

-La mini-maratón de Belaúnde

En 1982 yo formaba parte de la Asociación de Prensa Extranjera (APEP) como corresponsal de la Agencia Latinoamericana de Servicios Especiales de Información (uf!), ALASEI, de visión alternativa, nacida al amparo del SELA y varios países.
Nuestro presidente era Daniel Sire, de France Presse, culto, solemne, sencillo, quien consiguió que el Presidente Belaunde Terry nos diera una conferencia exclusiva.
Y fuimos a Palacio donde Belaunde nos atendió de manera espléndida, nos mostró maquetas de la futura represa de “Gallito Ciego”, desplegó su conocimiento del Perú con su famosa frase “Ahora… pasemos al mapa” y hasta nos llevó a la Residencia a ver la presunta Higuera de Pizarro. Luego un cóctel, bocaditos que él miraba y aprobada pero no probaba, y llegado el mediodía, hora de marcharse, tuvo una súbita inspiración:
-“¿Quieren ver ustedes cómo es un presidente de un país democrático? ¡Vamos a la calle!”
Y pidió abrir la puerta principal, bajó casi a saltos la escalera urgiéndonos a seguirlo mientras los policías de seguridad, desconcertados, gritaban órdenes y nos empujaban como si fuéramos sospechosos de algo…
Recorrimos el jirón de La Unión a paso rápido, casi trotando, ante numerosos transeúntes que se detenían a ver el espectáculo del mismísimo Presidente Belaunde. Unos lo aplaudían, otros se reían o simplemente no podían creer que el mandatario era quien encabezaba esa extraña procesión de periodistas que finalmente llegamos jadeando al Hotel Bolívar.
En el salón central nos contó algo de la historia del arquitecto que lo diseñó, rechazó el ofrecimiento de una bebida que le hizo el desconcertado gerente, nos hizo adiós y se introdujo en el autazo negro que la policía había ya colocado delante de la puerta de Ocoña. Y se marchó.

-Mala noticia

En octubre de 1989 Alan García señoreaba en Palacio de Gobierno. Ya había engordado pero sobre todo había adquirido ese aire sobrador que lo caracteriza y cultiva hasta el ridículo.
Citó a conferencia de prensa y durante varias horas derramó historias, planes de gobierno, anécdotas, hasta hacernos bostezar. Estábamos en el salón Túpac Amaru rodeados de mozos solícitos que servían cafecito a raudales.
De pronto un policía se acercó al Presidente por detrás y en silencio le deslizó un papelito. Alan García no interrumpió su verborrea pero de pronto leyó la nota y notamos el cambio de expresión. Volteó, llamó imperativamente al Edecán y le dijo: -¡Confirme!
Y siguió hablando y reclamando preguntas pero ya el ánimo no era el mismo y apresuró el final. Dijo unas cuantas frases más, no le dio la mano a nadie y se marchó, raudo, seguido por su corte de pips, edecanes, secretarios… dejándonos sorprendidos por la actitud.
Cuando nos levantábamos, charlando, especulando, un policía reveló lo sucedido susurrando al oído de José Olaya (entonces en El Nacional), quien no tardó en pasar el dato: “Han secuestrado a Héctor Delgado Parker… los martas… han matado al chofer”.
Salimos volando, cada uno a su agencia. Pobre don Héctor. Los canallas del MRTA lo tuvieron varios meses en un cubículo de dos metros cuadrados maltratándolo inútilmente y negociando rescate. No sabemos si sus hermanos pagaron. Cuando lo liberaron era poco menos que un fantasma.

-La cita con Humala

Ollanta Humala no tiene la delicadeza del aristocrático Belaunde. Tampoco la verborrea irrefrenable de García. Pero ha llevado a Palacio su talante de franqueza que se expresa en sus inocultables “jeans”, ausencia de corbata pero sobre todo en su estilo coloquial de plantear los temas, un modo que no ha cambiado desde que ingresó a la política.
Y así fue su conducta en la reunión que tuvimos los responsables de medios que acudimos a la cita en Palacio de Gobierno para conversar sobre el tema de La Haya y la próxima lectura de la sentencia.
Nos fuimos juntando. Y claro, buena parte de la atención estaba en Mohme de La República, desenvuelto y sonriente y el estirado Fritz Du Bois de El Comercio, los antagonistas centrales de la controversia por la concentración de medios.
Pero a poco de comenzar fue ganando protagonismo la directora de prensa de Canal 4, la colombiana Ospina cuya silueta no pasó desapercibida para los veteranos que le dimos besito de puro frescos nomás.
Luego de hablar sobre la Haya, el presidente dijo: -“Bueno, esta es una agenda abierta.. pregunten lo que quieran”.
Nos tomó un poco de sorpresa. –“Vamos, tratemos de los temas que han provocado crispación”. Y así, en su tono de franqueza y sencillez coloquial habló de todos los temas que preocupan a la gente. Largo de contar.
Fue muy entretenido. Tres horas de conversa y nos despedimos cuando en el Patio de Honor evolucionaban los caballos del conocido Cambio de Guardia cotidiano.
A la salida los reporteros gráficos nos acribillaron a fotos, sin saber –me parece- a quien debían enfocar y entrevistar. Me escurrí hacia el Banco de la Nación, feliz luego de oír que un coleguita preguntaba a otro: “¿Y ese viejito quién es?”. No escuché la respuesta, maldita sea.

FIN

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s