-Cuando la dignidad boliviana se enfrentó al largo y poderoso brazo norteamericano (I)

“¡Snowden se escapa en el avión de Evo Morales!”

Efectivamente, el ya célebre técnico norteamericano en informática de la CIA Edgard Snowden estaba en el aeropuerto de Moscú cuando el pequeño avión presidencial boliviano aterrizó luego de un largo viaje, imagínense, desde La Paz, el primero de julio del 2013.
Evo Morales llegaba para participar en el Foro de Países Exportadores de Gas y para ajustar relaciones con varios presidentes de países clientes y, por supuesto, con Rusia y Putin, su poderoso Presidente.
Al llegar, una bandada de periodistas se lanzó a interrogarlo y entre otras por ahí cayó la pregunta:
-Presidente ¿le daría asilo a Snowden?
Morales no lo pensó dos veces y contestó con su proverbial franqueza:
-Sí ¿por qué no? Pero no hemos recibido ninguna solicitud.
Y se marchó a su cita internacional.

Sí. ¿ porqué no? contestó Evo cuando le preguntaron si daría asilo a Snowden.

Sí. ¿ porqué no? contestó Evo cuando le preguntaron si daría asilo a Snowden.


Mientras tanto, la novia de Snowden enviaba decenas de cartas a otros tantos países en las que el técnico pedía asilo pues todo indicaba que Rusia lo expulsaría en cualquier momento.
Recordemos que el norteamericano había sido quien proporcionó a los diarios Washington Post y The Guardian datos que harían historia, miles de archivos secretos sobre el espionaje de su país. Sus antiguos jefes, entonces, habían decidido capturarlo a cualquier precio.
Un par de días después, Evo Morales se disponía a emprender el regreso pero algo pasó: Snowden se escabulló, los agentes norteamericanos lo perdieron de vista, sonó la alarma en los despachos de la CIA y es seguro que alguno lanzó el grito:
“¡Snowden se escapa en el avión de Evo Morales!” Y luego la orden: “¡No lo dejen partir, que regrese, revisen el avión!”.
El libro que cuenta esta historia, del boliviano Jorge Cuba Akiyama.

El libro que cuenta esta historia, del boliviano Jorge Cuba Akiyama.

-Los servicios secretos de la OTAN en acción

Ignorantes de todo esto, los bolivianos estaban ya listos para iniciar su lento y largo viaje pues su autonomía de vuelo era limitada. Para llegar a La Paz debía hacer por lo menos dos paradas para cargar combustible y por eso el plan de vuelo era Moscú – Las Azores (Portugal) – Guyana –La Paz.
De pronto el piloto recibió un extraño mensaje: “No puede aterrizar en Las Azores. Razones técnicas”. Y silencio, ninguna explicación adicional.
En breve conferencia, los bolivianos decidieron entonces partir y en el camino asegurar permiso de aterrizaje en las Islas Canarias, en España. Pero de nuevo recibieron un mensaje parecido al portugués: “Imposible aterrizar en Las Palmas. Problemas técnicos”. Nada más.
En ese momento, Evo Morales comprendió que aquello era una celada y recibió informes sobre las sospechas norteamericanas.
-¿Volvemos a Moscú? –preguntó el piloto.
-De ninguna manera, así estaríamos aceptando que tenemos aquí a Snowden. ¡Vamos a Italia!
Y cuando el avión emprendía el regreso al corazón de Europa, otra sorpresa y esta vez nada menos que de Francia:
-Lo sentimos, no está autorizado para sobrevolar en cielo francés.
A estas alturas la gasolina era ya escasa y no era seguro que alcanzara para volver con seguridad a Moscú. Italia era la solución, pero tampoco era seguro de que lo autorizarían pues era evidente que los Estados Unidos habían activado la alarma entre sus socios.
No contaban con Austria.
El piloto consultó con la torre de control del aeropuerto vienés de Schwechat:
-Atención, aquí el avión presidencial de Bolivia. Tenemos problemas con el marcador de combustible, necesitamos aterrizar de emergencia.
Luego de un largo silencio, el austriaco contestó:
-Autorizado. Adelante.
Y por fin, el pequeño Falcon Dassault tomó tierra y Evo Morales fue el primero en descender.

MAÑANA: La perfidia de Rajoy, de Hollande, la protesta latinoamericana

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s