Archivo mensual: noviembre 2014

Thorndike y Tamariz, la mejor versión de “La Tercera” (III)

-“La Tercera” de Domingo Tamariz

“-¿Aceptaría usted la dirección de un periódico?
El periodista estaba preparado. Solo quiere saber si el Gobierno se va a quedar con ellos.
-No, no. Vamos a expropiar todos los diarios de circulación nacional, es decir aquellos que venden más de veinte mil ejemplares en el país. Y los vamos a entregar a los sectores organizados de la población. “El Comercio” será para los campesinos, porque el Presidente Velasco cree que ellos lo defenderán mejor que nadie. “La Prensa” para los comuneros industriales. “Expreso también será expropiado…
-Pero ya pertenece a sus trabajadores.
-…al servicio de la educación. “Correo” para los profesionales. “Ojo” para los intelectuales y artistas. “Ultima Hora para las comunidades de servicios. Y “La Crónica” será vocero del Gobierno Revolucionario. Tengo en el encargo del Consejo de Ministros de ofrecerle la dirección de “La Crónica”.Crónica Uno
El texto es del libro “No, mi General” de Guillermo Thorndike, editado por “Mosca Azul” en 1976 , donde el celebrado periodista relató de manera novelada su paso por el diario “La Crónica” en su etapa más conocida pues en un año escaso cambió diseño, contenido, renovó el estilo, mejoró las ilustraciones hasta que finalmente fue despedido por los militares poco antes del reemplazo del general Velasco por el general Morales Bermúdez, en 1975
Los diarios ya no estaban en el gran edificio de la av. Tacna fundado en 1953. Al arruinarse en los setenta los Prado lo vendieron al Hotel Crillón y se llevaron rotativa y redacción a un galpón de La Victoria en el jirón Andahuaylas que había pertenecido a Tejidos Santa Catalina, otra de sus grandes empresas. Improvisaron talleres, redacción y allí fue donde entraron los re-expropiadores porque los periódicos ya eran del Gobierno.

Domingo Tamariz, gran periodista.

Domingo Tamariz, gran periodista.

El mejor testimonio de aquella etapa y sobre todo de la historia de “La Tercera” es del gran Domingo Tamariz (“Memorias de una pasión. La prensa peruana entre la democracia y el autoritarismo. Tomo II (1974-1980)”-. Juan Campodónico Editor. Lima. 2001. Pp. 245 y ss.).
Thorndike y Tamariz encontraron una redacción desanimada, sin el vigor que exigían para su proyecto. En “La Tercera” dominaban “Pocho” Rospigliosi y su equipo, que parecían inamovibles porque vendían más de 100 mil ejemplares.
Pero el “Gringo” los despidió (se marcharon a reforzar “Ovación”) y nombró como Jefe de Redacción a Tamariz, quien llevó “La Tercera” a tirajes inéditos, pasando con frecuencia los 200 mil ejemplares.
El 25 de julio del 75 el Gobierno cesó a Thorndike, que ya se había vuelto incómodo y porque además ya se “cocinaba” el golpe que sacaría a Velasco de la Casa de Pizarro. Por esos días ya un grupo de políticos y periodistas –yo incluido- habíamos sido detenidos y deportados a diferentes países, provocando intenso malestar en la comunidad. Muy pocos sabían que formaba parte de la operación anti-Velasco.
Apenas circuló la noticia del cese del director, 40 periodistas renunciaron pero Thorndike les pidió que se quedaran, que no abandonaran el diario y el gran proyecto periodístico que significaba. Tamariz entonces decidió quedarse en “La Tercera”.
Escuchemos a Tamariz: “Durante dos años y siete meses estuve en la jefatura de redacción de La Tercera (…) El 9 de febrero de 1977, con mucha pena, debí alejarme de ese querido vespertino. La dirección de la primera edición, a cargo de José Luis Brousset, había decidido mi pase a La Crónica, donde me desempeñaría como jefe de redacción. Un nuevo reto me esperaba”.
Los periodistas de “La Crónica” y “La Tercera” afrontaron muchas dificultades. Despidos sucesivos, maltratos laborales, paros. El colmo llegó en setiembre de 1978 con la despedida de 72 redactores y aunque no figuraba en la lista, Domingo Tamariz consideró que no podía quedarse. Y renunció: “Volví a la temida calle…”.

Mañana: El triste y fujimorista final de “La Tercera”.