Radio y TV Martí: Parque Jurásico de la propaganda politica

Al fracaso de Radio Martí siguió otro: TV Martí

¿Quiénes escucharon Radio Martí en Cuba en el tiempo en que no fue interferida? Será muy difícil saberlo pero se coincidía en que lo más entretenido era el horóscopo y uno que otro programa de la zona de la melancolía como “La Tremenda Corte” y alguna radionovela. Para el resto, la música, era mejor sintonizar las emisoras privadas de Miami cuyas señales llegaban fuertes y claras.

Redacción unificada para ambos esfuerzos.

Redacción unificada para ambos esfuerzos.

Y si deseaban escuchar algo más agresivo podían buscar “La Voz de la Fundación” de la Fundación Cubano-Americana que dirigía el paladín de la disidencia de entonces, Jorge Mas Canosa (ya fallecido, su liderato no ha sido reemplazado).
Es imposible imaginar que los especialistas norteamericanos no supieran de la inutilidad política de la emisora que, se evidenció pronto, era un gesto generoso de apoyo y sostén al sector ultraderechista republicano de La Florida, que aseguraba así los votos disidentes para su supervivencia. Entonces ya podían hacer de Radio Martí lo que quisieran siempre y cuando se contentara a la extrema disidencia miamense que, por lo demás, rentabilizaba bien su anticastrismo.
Finalmente, el martes 8 de mayo de 1990 el gobierno de Cuba anunció oficialmente que Radio Martí sería interferida. Era de una de las primeras reacciones al lanzamiento de Tv Martí, el 27 de marzo de 1990 y cuya señal fue interferida a los ocho minutos de iniciada la transmisión, situación que persiste hasta hoy.
Para cerrar el paso a las transmisiones de Radio Martí los técnicos cubanos movieron su emisora turística Radio Taíno hacia los 1180 kc. , haciendo desaparecer a la emisora norteamericana del dial común. Los interesados podrían, sin embargo, seguirla en la señal de onda corta en la banda de 31 metros. Pero el oyente cubano común y corriente no estuvo nunca interesado en la búsqueda de la radio que “les decía la verdad”.
Fidel Castro habló pocos días después sobre el tema de ambas señales: “Desde el punto de vista moral y político no hay ninguna diferencia. Toda la concepción de Radio Martí, con amargura pronuncia ese nombre, era una concepción agresiva, de propósito subversivo contra nuestro país” (Granma. 22.04.90).
Y añadió: “No hemos dado por resuelto el problema de Radio Martí. Ese es un problema que está pendiente y que puede implicarse en esta situación nueva que se ha creado con la TV Martí”.

Sin palabras

Sin palabras

-Del Parque Jurásico de propaganda política

Radio Martí y TV Martí pertenecen al rincón de trastos de la Guerra Fría. Apenas caído el Muro, en 1989, los Estadios Unidos desmantelaron sus poderosas transmisiones hacia el Este y en respuesta la legendaria Radio Moscú cesó su propaganda antimperialista.
Hoy, que las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos se reinician ¿qué sentido tendrá “decirle la verdad al pueblo cubano?”.
–FIN–

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s