¡Expreso se defiende! (Final)

-Aquel 5 de febrero de 1975

Esta fue quizá la ultima vez que el Frente Unico de Trabajadores de Expreso y Extra salió a las calles a defender a Velasco. Fue el 7 de Junio de 1975

Esta fue quizá la ultima vez que el Frente Unico de Trabajadores de Expreso y Extra salió a las calles a defender a Velasco. Fue el 7 de Junio de 1975

Aquella tarde del 5 de febrero en que la turba acosaba a los trabajadores de Expreso y Extra y se acercaba peligrosamente portando latas de gasolina, los defensores se hacían la misma pregunta: “¿Porqué no vienen los militares a protegernos?” y pedían a Paco Moncloa que llamara a Palacio de Gobierno porque la situación era desesperada.
La respuesta del General Graham fue sorprendente: “-No se preocupen, no les va a pasar nada… estamos viendo qué solución le damos a todo esto”. (Olórtegui, ob. Cit. P. 309)
El problema era que los asaltantes ya dominaban la plazuela Sebastián, a unos 50 metros del pequeño edificio y pese a la resistencia de palos y piedras de los defensores se hacía ya probable que lograran ingresar por alguna de las puertas.
La alarma creció cuando se supo que el líder sindical Antonio Laynez había sido herido y capturado aunque poco después logró zafarse y correr hasta una puerta lateral. Allí fue atendido con un simple torniquete. Pero también había heridos en el bando contrario pues las pedradas eran eficaces y además surgiendo aliados inesperados: varios vecinos decidieron apoyar a los de Expreso y lanzaban proyectiles y hasta agua caliente que hacían retroceder a los sediciosos.
A las tres de la tarde el griterío era general, la turba avanzaba y retrocedía ante la inesperada resistencia de los periodistas y gráficos que ya se veían agotados.
De pronto resonaron disparos en la avenida Tacna, a una cuadra escasa. Desde la azotea de Expreso distinguieron a soldados que disparaban sus fusiles pero al aire, no querían matar a nadie, lo que hizo que los asaltantes persistieran pero pocos minutos después apareció un “jeep” con oficiales que también disparaban y detrás un enorme tanque de aquellos nuevos que enfiló su temible cañón hacia el grupo central.. Ahora sí, la masa se dispersó, todos corrieron, se ocultaron…
Y sucedió algo insólito: los oficiales del “jeep” dispararon sus ametralladoras contra la puerta y fachada del diario haciendo saltar vidrios hiriendo seriamente el fotógrafo Otto Díaz.
Los militares tenían órdenes precisas y ciegas: evacuar el edificio, que todos se vayan a sus casas, sin importar que los sitiados alegaran que defendían al Régimen. Y no valieron las razones del Director. Así, levantando los brazos, salieron todos a la calle, abandonando el edificio que acaban de proteger de la turba que ya había desaparecido.
En la noche volvieron al diario y prepararon una edición de emergencia contando los hechos.
El Gobierno declaró el Estado de Emergencia en todo el país y, sobre todo, dispuso el famoso Toque de Queda. Nadie podría circular entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, horas en que la ciudad quedó totalmente en manos del Ejército.
¿Y el destino de Expreso y Extra? Recuérdese que el general Velasco fue reemplazado en agosto por el general Morales Bermúdez quien prometió “profundizar la revolución”. Fue una burla. En pocos meses todos los periodistas leales a la Revolución fueron despedidos de Expreso y Extra y algunos hasta deportados. En 1980 los diarios fueron devueltos a Manuel Ulloa y el Frente Único pasó a la historia.
(Hay pocos trabajos sobre este episodio. El más interesante es sin duda la tesis del conocido sociólogo Aldo Panfichi quien se graduó de bachiller en 1982 con el texto “”Los sucesos del 5 de febrero: una aproximación de estudio” que se puede consultar en la biblioteca de la PUCP. De sus Conclusiones tomamos un párrafo: “Los sucesos del 5 de febrero a pesar de originarse en un fisura de los aparatos coercitivos del estado, revela una serie de fracasos en la implementación del proyecto político reformista implantado por el Gobierno Militar que jefaturó el General Juan Velasco Alvarado. Los sucesos indican que, tras 7 años de gobierno, el régimen militar no logró, pese a sus múltiples intentos, plasmar un activo apoyo popular”. ).

FIN

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s