Y “La República” se burló de “El Comercio”…

Las páginas Dos y Tres de "La República", del 14 de marzo

Las páginas Dos y Tres de “La República”, del 14 de marzo

“El Comercio” anunció con la solemnidad de siempre que asumía el formato “Berliner” y “La República” le tomó el pelo haciéndole recordar que ese formato lo asumió hace ya años, aunque no agregó (para no incordiarlos más) que la mayoría del periodismo mundial hace mucho que se trasladó a ese tamaño que no es otra cosa que la media entre el viejo tamaño “standard” y el pequeño “tabloide”.
En la actualidad la prensa impresa que lucha por sobrevivir al tsunami digital “on line”, se presenta en cuatro formatos básicos, a saber, el Standard, antiguo, legendario que hasta hace poco mantenía diariamente “El Comercio” (al que volverán los fines de semana según anunciaron).
Le sigue en popularidad el Tabloide, creación de principios del siglo 19 y que fue llamado así porque apareció como un intento de condensar las noticias acompañándolas de fotos. Pero pronto los tabloides, que tenían menor precio, se inclinaron hacia el sensacionalismo naciendo así el “tabloidismo” como estilo de hacer periodismo (en nuestro caso encajan en la descripción los diarios “Trome”, “Extra”, “El Chino”, etc.).
Pero hubo una nueva opción, el Tabloide Serio, de los que abandonaron el gran formato para reducirse y pidieron ser llamados “Compactos” (como “Perú21”, “Gestión”, “El Peruano”, etc.).
Y finalmente apareció la opción del tamaño Berliner o “Berlinés” que “El Comercio” anunció que adoptaba justificando la decisión con sesudas reflexiones.
Así entonces, “El Comercio” se puso a tiro de su adversario en el tema de la concentración que no desperdició la ocasión de tomarle el pelo aunque muy bien hubiera podido señalarle que el Complejo de Adán no es ajeno al periodismo criollo.
El mismo día en que “El Comercio” apareció con formato nuevo, el 14 de marzo, “La República” dedicó sus páginas Dos y Tres a comparar el viejo tamaño del diario de La Familia con el que ellos asumieron hace ya años y no solo en tamaño sino en estilo noticioso.
Y para rematar la burla el famoso “Carlín” caricaturizó al analista Arellano en escena que nuestros lectores apreciarán aquí abajo…

Una buena caricatura vale más que mil palabras...

Una buena caricatura vale más que mil palabras…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s