¿Por qué Zavala ordenó sacar a Gargurevich de El Peruano? (I)

Prólogo:

Fernando Zavala, presidente del Consejo de Ministros, ordenó a Patricia Elliot, directora ejecutiva  de Fonafe (entidad que reúne a las empresas del Estado) que los miembros del antiguo directorio de Editora Perú, debían ser forzados a retirarse, dimitir,  a irse, a mandarse mudar, porque habían perdido la confianza del gobierno. Pero Gargurevich no quiso renunciar, desafiando a la tradición. ¿Por qué?

…Eran los primeros días de enero del año que corre…

…………………………………

-Terror burocrático general…

Cuando un gobierno termina su gestión y el nuevo inicia el proceso formal de reemplazo, una simple pero ominosa y temible frase recorre ministerios, empresas del estado, organismos de todo tipo congelando los corazones de los burócratas con cargos llamados “de confianza”:

“….Acuerda…dar por concluida la designación de…”.

El presidente y sus ministros tienen en sus manos cientos de cargos de confianza que normalmente son ocupados por correligionarios, los que ayudaron al triunfo.  Por supuesto todos esos cargos están ocupados, y hay que desalojar a los antiguos y nombrar a los nuevos.

Por eso, desde que PPK asumió la presidencia, las “Normas Legales” del Peruano, se   de Resoluciones que indicaban que “se dan por concluidas” etc.  Cientos a la calle y cientos acomodándose en los escritorios por los próximos cinco años.

Siempre ha sido así y Fonafe ( Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado) reúne a una cuarentena de empresas que tienen directorios de 4 a 6 miembros. Hay que nombrar nuevos… pero hay que echar primero a los viejos.

Fonafe ha institucionalizado la saludable costumbre de invitar a renunciar. Nunca falla. Los que han perdido confianza envían su renuncia y al día siguiente El Peruano anuncia que ya no son directores.

Pero no falta algún inelegante porfiado que no quiere renunciar. Es muy raro pero está previsto y entonces una resolución lo “revoca” del cargo.

Eso es todo lo que ha pasado con Gargurevich. O sea, yo.

-Una historia para contar

No sé si estarán dispuestos a escuchar la historia completa que comenzó hace ya cinco años cuando fui invitado a formar parte del directorio de Editora Perú (El Peruano, la Agencia de noticias Andina), lo que acepté con entusiasmo porque estaría cerca de una redacción luego de muchos años y porque podríamos hace caminar el antiguo deseo de un medio público.

¿Llegará al 2021? Muy difícil.

¿Llegará al 2021? Muy difícil.

Ahora disculpen el lugar común pero ¿Cómo podría imaginar que años más tarde un mentecato me acusaría de “humalista, comunista y obstruccionista”?

Mañana: Qué de cosas que pasaron…

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s