Archivo diario: 4 julio 2017

“Han sido seis años de logros y satisfacciones”

Balo Sánchez León dejó la Jefatura del Departamento de Comunicaciones. Y yo, dejé el Decanato.

Juan Gargurevich ha sido por seis años Decano de la Facultad de Ciencias y Artes de la Comunicación. CONEXIÓN le ha pedido a Gargurevich que nos cuente y converse de manera informal sobre su gestión, problemas, logros, aciertos, lo que se hizo y lo que no se pudo hacer, etc.

-¿Ha preparado un balance de su gestión, una memoria formal?

Algunos decanos salientes, como yo, han preparado documentos para testimoniar qué hicieron, qué pasó en su gestión. Y poco antes de la elección de la profesora Rubina alguien me preguntó si leería una memoria. Les dije a los asistentes que no los aburriría con una lista de realizaciones pero que les pedía que hicieran memoria… Parece un mal chiste pero lo que estaba pidiendo realmente era que me bastaba con que recordaran, que, repito, hicieran memoria de estos últimos años en la Facultad, porque ese recuerdo era, al final, más duradero e importante que un texto que casi nadie conservaría.

Pero existen memorias formales por supuesto, que reúnen decisiones administrativas, cifras, toda una serie de documentos archivados que sirven además para la memoria anual del rectorado. La transparencia más absoluta es una tradición en esta Facultad.

¿Cuál es el balance personal de su gestión, en pocas palabras…?

Al comenzar la reunión para la elección decanal dije que había recibido una perfecta y bien afinada Facultad del profesor Rómulo Franco y que mis esfuerzos se habían dirigido a mantenerla y devolverla tal cual. He cumplido y con creces, me parece. Con una Facultad no más grande porque eso no es posible debido a muchos problemas pero sí enriquecida por la experiencia, con profesores mejor preparados, equipos nuevos, renovación de cursos para adaptarnos a las exigencias laborales porque nuestras especialidades son profesionalizantes. Con algunas cosas no pude porque estuvieron siempre fuera de mi alcance como la ampliación de espacios porque dependemos de un Plan Maestro de la Universidad que maneja proyectos que están más allá de nuestros requerimientos inmediatos. Pero así y todo hemos funcionado.

Quisiera detenerme para explicar algo. El Decanato es un sistema que el decano de turno articula, organiza y procura que funcione en armonía. Está de un lado la Secretaría Académica en la que tuve la suerte de contar con la ayuda de Víctor Casallo, Lucho Ancajima  y su equipo secretarial ; de otro la Administración donde José Carlos Cano y Silvia del Aguila manejan presupuestos y espacios, luego están los informáticos a cargo del experimentado Marco Lazo. Y por supuesto los Coordinadores de Especialidad, claves para el sistema. Todo esto coordinado con el Consejo de Facultad en el que participan los alumnos. Sigue leyendo

Anuncios