Minientrada

El primer crimen de Vargas Llosa (FINAL)

-“Otro crimen Vargas, este ya no sirve…”

“Fue ubicado y aprehendido el feroz asesino de la “polilla” Fermina Casas, más conocida en la vida alegre con el nombre de María Rivera. La captura le llevó a cabo el Mayor Comisario de la Comisaría del Mercado Mayorista, con la colaboración de sus guardias y en circunstancias en que el asesino hallábase oculto en una mina de San Luis, Nazca”.

Los policiales de Ultima Hora fueron más profesionales.

Vargas Llosa y Becerra creyeron tener, por fin, al culpable, el esposo. Y escribió con entusiasmo: “Roger Calderón, al ser sorprendido por la policía, habría tratado de escaparse pero sus propósitos fracasaron ante la actitud enérgica de los agentes que no le dieron tiempo”.

La PIP reclamó al presunto estrangulador y los policías no tuvieron más remedio que entregarlo a los detectives quienes inmediatamente lo mostraron al administrador y al cuartelero del hotel San Pablo. No dudaron en afirmar irresponsablemente, “Sí, es él, ese el mismo que alquiló el cuarto”. Mintieron para congraciarse con los PIPs.

Pero el primer esposo de “la polilla” estrangulada tenía la coartada perfecta y La Crónica se vio obligada a titular que “No ha sido comprobada la culpabilidad de Roger Calderón y han sido detenidos otros”. Y es que los administradores de la mina, que estaba realmente en Ayacucho y no en Ica, probaron que el acusado era ayudante de operador y que el día del crimen había trabajado con normalidad. “De haber venido a estrangular a su exmujer –dijo La Crónica a su pesar- hubiera hecho viaje en un carro expreso, que minutos después de cometer el homicidio lo habría llevado de regreso a dichas minas”. Que estaban… a 700 kms de Lima.

Surgió entonces otro sospechoso para deleite de la policía: el padre de la niña menor de Fermina Casas, que pidió se le entregaran. Era Hilario Vásquez Natividad, un hombre mayor y tranquilo que había visto las noticias en los diarios y que también tenía coartada. No pudieron acusarlo y se llevó a la niñita.

Y también fueron más creativos porque el famoso dibujante Fairlie inventó un “identikit”

Entonces, La Crónica, Becerra, Vargas Llosa se quedaron sin El Estrangulador y pronto lo olvidaron. El reportero regresó a la Sección Locales, luego su padre “lo renunció” del diario y los “sabuesos” de Becerrita se lanzaron a la búsqueda de otro asesino porque una bella “vedette” francesa, Jacqueline Marcel, había sido encontrada muerta en la costa, en lo que hoy es la Costa Verde, a la altura de Maranga.

EPILOGO

El 28 de julio de 1952, cuando ya Vargas Llosa estaba en Piura terminando la secundaria y escribiendo para El Tiempo, el famoso Luis Becerra, “Becerrita”, fue condecorado con Medalla de Oro por el municipio de La Victoria “por sus 25 largos e infatigables años de periodista”. Hubo un gran festejo, sin duda, y con los excesos de siempre… que terminaron pasándole la cuenta al periodista que murió de un infarto masivo en la madrugada del 29.

Su sepelio y entierro en el Presbítero Maestro fue apoteósico, todos estuvieron, dijeron discursos soberbios alabando a Becerra, el “Amo y Señor de la Crónica Roja” como si hubiera muerto un héroe. Lo reemplazó Nieves (a) El Capitán, jefe de policiales de La Crónica de La Tarde.

¿Y el asesino de “La Mariposa Nocturna?”

Cuando la PIP había renunciado a buscar al estrangulador, un veterano delincuente, Nicanor Fuentes, contó a la policía que sabía quién era el asesino de Fermina. Así, luego de cuatro meses el carterista Juan Miranda (a) Cara de gallo, el último amante de “la polilla” fue capturado en un billar de Cocharcas y encerrado. No sabemos más de él.

FIN

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s