Amelia, la heroína de “el Sexto” (Final)

-Un amasijo de cadáveres

Decenas de periodistas aguardaban en la puerta del penal, pugnando por entrar apenas cesara la irresponsable e intensa balacera que desataron los guardias republicanos.
De pronto comenzaron a salir heridos y civiles que gritaban “¡Soy rehén, me rindo, soy rehén!” porque los policías los golpeaban con varazos y puntapiés creyendo que eran presos que trataban de fugar. Los gases lacrimógenos hacían llorar a todos, los familiares eran contenidos a duras penas y algunos heridos eran llevados a las ambulancias. Eran casi las once de la noche.

La prensa policial de entonces …

Finalmente cesaron los disparos y un tumulto de reporteros se precipitó al interior para comprobar el espectáculo macabro de un verdadero amasijo de cadáveres y heridos que casi cubría el patio. Solo se escuchaban ayes de dolor y uno que otro grito de rendición. De cuando en cuando un balazo anunciaba que un amotinado era ultimado por un policía.
Carioco y Pilatos todavía tuvieron tiempo de sujetar con fuerza a Amelia Ríos para usarla como escudo pero un oficial les disparó al reconocerlos. Pero la primera bala dio en el rostro de Amelia.
Algunos amotinados fueron apresados con vida pero luego aparecieron muertos. Y alguno, afirmó la policía, se suicidó.
El Ministro de Justicia, Alayza Grundy, informó que habían muerto veinte reclusos, un suma igual estaban heridos y una docena de empleados eran tratados de heridas.

-El via crucis de Amelia

La bala le atravesó la mejilla derecha de la psicóloga y se alojó en el cuello, cerca de la columna. Sangrando copiosamente debió operada pero era una intervención muy difícil. Luego de varios meses fue llevada a Miami donde la operaron de nuevo y después a Nueva York, para tratarle una profunda herida interna. Quedaron todavía astillas de hueso que nunca pudieron ser removidas.
Inteligente, estudiosa, Amelia obtuvo doctorados en las universidades Villarreal, Garcilaso y La Coruña de España. Sus colegas la apreciaban y la eligieron Decana de Colegio de Psicólogos casi como culminación de su carrera pero la mala salud la perseguía hasta que murió el pasado 20 de setiembre.
Pero queda algo más que comentar. Cuando los internos tomaron el penal Pilatos le eligió como “su” rehén y Carioco tomó a Magda, la otra psicóloga. Ambos asumieron su protección impidiendo que otros internos siquiera se acercaran y eran ellos quienes las exhibían poniéndoles puñales en la garganta en amenaza que no estaban dispuestos a cumplir. Pasadas las horas se preocuparon de acercarles comida, sopa, arroz con huevo frito, aguas gaseosas, galletas de soda. Y es que si bien creían que ambas eran su “pasaporte” de salida también las apreciaban porque eran quienes decidían si los internos calificaban o no para la calidad de “libertad vigilada” o Prisión Domiciliaria, como se dice ahora. Ambas trabajaban en esa sórdida oficina desde hacía varios años.
Cuando Lalo y Carioco vieron herida a Amelia decidieron protegerla y el primero la arrastró a la celda de Mosca Loca, dejándola en el suelo contra la pared para que evitara las balas de los republicanos. Un oficial la encontró cuando se arrastraba hacia la salida y la llevó hasta la puerta donde esperaba su esposo, también psicólogo policial.

Carmen Amelia Ríos

-La leyenda de Mosca Loca

Pero queda pendiente la leyenda de Mosca Loca porque muchos creen, o quieren creer, que aquel día el poderoso narcotraficante logró escapar y que aquel cadáver sin oreja que se exhibió no era él, y que todavía vive en alguna parte. Su nieto Vidal, Mosquita Loca, fue asesinado en diciembre del 2010 y su hijo Carlos, Mosquito, capturado en Colombia en el 2012, extinguiéndose finalmente el gran negocio narco de su fundador.

FIN

Categorías:Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s