Minientrada

-“Imposible seguir, tenemos que suspender”

La última edición de “La Voz”

Pese a que las condiciones para seguir editando “La Voz” eran cada vez menos favorables, Efraín Ruiz Caro confiaba en que podríamos seguir adelante.  La economía era el enemigo principal pero no faltaban acechanzas internas, algunas ambiciones sobre “La Voz” mismo, en sus modernas computadoras, archivos, etc.

Pero Efraín, con su optimismo a toda prueba, lidiaba con todo eso, tal como había sorteado a los extremistas de “Expreso”, a los trotskistas de “El Observador”, a la falta de solidaridad de parte de la Izquierda Unida, a las deudas de avisaje sindical, a la falta de publicidad del sector privado y estatal, a la presión de los apristas que controlaban la Cooperativa dueña del local, a los costos crecientes.

El precio del primer número de “La Voz” había sido de cuatro Intis. Dos años después era de veinte Intis, lo que da una buena idea de cómo la inflación devoraba cualquier presupuesto o inversión.

En la primera semana de 1988 el ministro de Economía Abel Salinas anunció un severo “paquetazo”, el “Plan Cero” en teoría antinflacionario pero que tuvo efectos contrarios. Un nuevo y desastroso error de la política económica de Alan García y sus irresponsables ministros.

La nueva situación económico obligó a que el 9 de setiembre “La Voz” anunciara la suspensión de la publicación. Aquí el comunicado publicado en primera página:

A NUESTROS LECTORES

Lamentamos comunicar a nuestros distribuidores y lectores del país que nos vemos obligados a suspender temporalmente la publicación de LA VOZ. El gobierno nos ha aplicado el ‘paquetazo’ con efecto retroactivo para la compra de papel. El día lunes 5, como es normal y con cheque de gerencia pedimos nuestra dotación de papel calculando el cambio a 75 intis por dólar, vigente en ese momento. Por disposición del Banco Central de Reserva, se nos envió la cuarta parte de nuestro pedido, aduciendo que el nuevo tipo de cambio era de 250 intis por dólar. Esta medida recién se publicó el miércoles 7 en El Peruano, pero a nosotros se nos ha aplicado dos días antes. Como se trata de un atropello violatorio de la Constitución y de las leyes, hemos iniciado las reclamaciones correspondientes. Pero el hecho real es que mientras éstas no sean solucionadas, nos hemos quedado sin papel. En cuanto se normalice la situación estaremos nuevamente en vuestras manos”.

-Las lecciones de “La Voz”

Efraín era un luchador políticamente solitario, sin partido –como él mismo decía- “sin tienda política”. Pero adhería con entusiasmo y sin reservas cualquier proyecto socialista que eligiera la vía democrática, a la vez que condenaba con energía el extremismo terrorista. Solo había militado, veinteañero, en el fallido Movimiento Social Progresista disuelto en 1962. Desde entonces su afán era promover la justicia social desde el lugar del periodismo, un oficio que conocía como nadie.

“La Voz” fue la culminación de sus esfuerzos por coordinar, unificar izquierdas y sindicatos en el proyecto socialista pero fue evidente que su optimismo y buena fe no tuvieron compañía incluso en parte del grupo de periodistas que convocó y depositó confianza.

“La Voz” fue un excelente diario que cubrió todo el acontecer nacional e internacional exceptuando la llamada “crónica roja”. Nunca publicó hechos delincuenciales. Sus suplementos dominicales, primero “Voces” y luego “Altavoz” fueron importantes divulgadores de la cultura, dedicando ediciones especiales a grandes personajes. El diseño que propuso Jesús Ruiz Durand fue innovador y rompió los esquemas habituales.

Una colección completa del diario “La Voz” está en la hemeroteca de la Pontificia Universidad Católica del Perú a disposición de quienes deseen comprobar mi historia a la vez que imaginar el esfuerzo cotidiano que desplegábamos bajo la dirección de Efraín Ruiz Caro para hacer un diario serio, útil y responsable. Y decididamente comprometido.

Mañana: Diez años sin Efraín Ruiz Caro

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s