Minientrada

Tealdo, el mejor para “El Comercio”

Alfonso Tealdo, el cuarto Director olvidado

No tuvo suerte el conocido periodista Alfonso Tealdo, el mejor entrevistador de la historia de nuestro periodismo, cuando aceptó la dirección de “El Comercio” reemplazando a Helan Jaworski, el 17 de marzo de 1976.

Porque con el decreto que reemplazaba a todos los directores de los diarios expropiados, se expidió otro, el 21466, que suspendía la estabilidad laboral de los periodistas, tal como lo había hecho el gobierno velasquista con el Decreto Ley  21204.

Tealdo fue bien recibido por los colegas de la redacción pues llevaba al diario su indiscutible prestigio profesional y una experiencia de muchos años dedicados al periodismo impreso y televisivo.

Preocupado por aquel decreto que en otros diarios sirvió para despedir a varios periodistas (en “Expreso”, por ejemplo, donde Juan José Vega no tuvo miramientos), Tealdo redactó un editorial citando “los considerandos” del decreto: “…se ha detectado en la mayor parte de éstos (los diarios) infiltración de personas de ideologías diferentes a la definida ideología del Gobierno Revolucionario, con la finalidad de usar dichos órganos de expresión nacional para fines distintos a los que inspiraron la socialización de la prensa”.

Pero tranquilizó a los colegas diciendo que no abusaría de las facultades conferidas. Y cumplió: no despidió a nadie y solo llamó para acompañarlo en la página editorial a Mario Herrera Gray, otro veterano periodista de gran solvencia y experiencia.

Pocos días después de hacerse cargo de la dirección, la noticia de la muerte de Luis Miró Quesada, el director retirado por la expropiación, causó conmoción en el diario. Tenía 95 años y había impuesto un estilo de conducción paternalista de generosidad con los allegados, antisindicalismo severo y control absoluto de contenidos. Tealdo ordenó que se hiciera una generosa nota: “Su deceso enluta al periodismo nacional y unifica a nuestra patria en torno a la reivindicación de los valores que supo defender durante su vida”.  Por supuesto, la familia no colocó el clásico aviso de defunción.

Tealdo no aprovechó de la bonanza económica del diario, no se aumentó el sueldo y tampoco pidió cambio del trajinado WV asignado a la dirección.

Y aceptó con resignación (quizá con alivio) que le pidieran la renuncia.

Su nombre apareció por última vez en la primera página el 27 de junio de 1978. Al día siguiente estaba Juan José Vega, quien dejaba los diarios “Expreso” y “Extra” en manos de Pedro Felipe Cortázar, periodista prestigioso de las canteras de la vieja “La Prensa” de Pedro Beltrán.

Mañana: Ahora, un  historiador a la dirección

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s