Minientrada

Y “El Comercio” volvió a ser el de antes… (FINAL)

En junio de 1980 cientos de trabajadores de los grandes diarios pidieron al Gobierno la entrega de las empresas. Fue una grande e inútil marcha.

-El Marzo Negro de los periodistas

Los directores de “El Comercio”, Aurelio, Francisco y Alejandro Miró Quesada asumieron el control del diario tal como lo hicieron también los dueños de los otros periódicos.  Todos dijeron en sus discursos aquel día de julio que no habría revanchismo, venganzas, despidos…

Pero ya circulaba en las redacciones el rumor, que luego se haría certeza, de que el Gobierno de Belaunde preparaba un decreto especial que permitiría el despido de aquellos que habían pugnado por la entrega de las empresas a sus trabajadores.

El Decreto Legislativo 039 fue promulgado recién el 14 de marzo de 1981, estipulando que los diarios podrían despedir hasta el 15 por ciento del personal estable considerado “de confianza”, calificando así a “quienes integren personal administrativo y ejecutivo en la dirección y gerencia y a quienes ostenten cargos directivos en la redacción”.

Pero “El Comercio” no esperó el decreto. En setiembre del 80 el Sindicato de Trabajadores se quejó en comunicado público que la empresa había desatado un operativo de desplazamientos y despidos, centrado mayormente en los dirigentes.

“Los trabajadores de El Comercio, que estamos sufriendo estas crueles hostilizaciones y humillaciones, esperamos el apoyo de los partidos políticos identificados con el pueblo”, dijeron los sindicalistas en el comunicado.

Por ejemplo, al Jefe de Publicidad lo enviaron a la calle a vender avisos, al Jefe de Cobranzas a vender en Balconcillo, al Auditor Interno a Ciudad de Dios, y un largo etc. A los jefes de la redacción los reemplazaron y no les dieron encargo alguno, crearon un “pool” de secretarias que no hacían nada y despidieron a varias sin causal justificada.

Una historia lamentable.

Por fin, al año siguiente y al amparo legal del 039 pudieron despedir a dirigentes sindicales y de la Comunidad Industrial, sindicando como “de confianza” a personal administrativo, obreros de talleres, redactores, en tal nivel que el propio Ministro de Trabajo, el otrora periodista Alfonso Grados Bertorini planteó un mes después la creación de una “Comisión Tripartita” (empresas, gobierno, trabajadores) para revisar los despidos excesivos.

Recién dos años después, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la derogatoria del 039 y los periodistas recuperaron el derecho a la estabilidad laboral.

Y así “El Comercio” volvió a ser el de antes, con la misma mala memoria.

 

–FIN–

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s